English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

25 junio 2017

SALMOREJO DE REMOLACHA #ASALTABLOGS

Último domingo de mes y toca el reto más gamberro de la blogosfera, ni más ni menos que ¡el asaltablogs! Pero el de este mes no es un asalto cualquiera...han sido 10 meses de pasárselo bomba desvalijando cocinas ajenas y toca cerrar esta 4ª temporada llevándonos todo lo que podamos y más de la cocina de Belén, cuyo blog El toque de Belén se va a quedar en lo mínimo después de este asalto masivo.

Y es que ella ha sido la ganadora por puntos de esta temporada así que, pertrechada de antifaz y zapatillas de felpa para no dejarme ver ni oír, me he colado por la puerta trasera y le he robado esta receta que estaba deseando probar, no sólo porque me encanta el tradicional sino porque con este calorcito bien fresquito entra de miedo.

No dejéis de visitar el blog de esta asturiana tan simpática, porque encontrareis recetas estupendas y fáciles ilustradas con unas fotos preciosas. ¡Gracias por la receta Belén, estaba de morirse!

Ingredientes: 4 tomates; 2 remolachas cocidas; 1 diente ajo; 5 rebanadas pan integral; 150 g aceite; 2 cucharadas vinagre; sal; pimienta.

Preparación: En el vaso de la batidora poner los tomates pelados y en trozos, el pan, la remolacha en trozos, el ajo pelado, salpimentar al gusto y regar con el aceite y el vinagre. Accionar a velocidad máxima, añadiendo un pelin de agua si fuera necesario.

Una vez bien batido poner en un bol y dejar enfriar en la nevera. Servir acompañado de queso Idiazabal en trocitos y almendra fileteada.



Pues con esta receta tan apetitosa y con un color tan maravilloso participo en el #asaltablogs y me despido hasta la próxima temporada, no sin antes dejaros un resumen de mis participaciones que ha sido bastante equilibrado entre lo dulce y lo salado:


22 junio 2017

ABRIENDO EL CAJÓN...GHRIBAS (O GHRIBAT) ÁRABES DE ALMENDRAS

Hoy el cajón abre sus puertas de nuevo a una de las recetas de mi prima Mar, llena de tradición y especial de la época en la que nos encontramos...pero dejemos que nos lo cuente ella misma...

Melilla es una ciudad española situada en el norte de África. Yo (Mar) soy de aquí. En ella convivimos cuatro culturas diferentes: la hindú, la hebrea, la cristiana y la musulmana, por lo que cada una conoce y participa de las costumbres y, como no, de la gastronomía de las demás, lo que en mi opinión es una gran riqueza.

Ahora, la comunidad musulmana se encuentra en pleno mes sagrado de Ramadán y, en esta época, se realizan muchas recetas típicas, tanto dulces como saladas, pero son las dulces las que en estos días lucen en todo su esplendor por la variedad con que se elaboran, ya que se toman en la ruptura del ayuno, para aportar al organismo algo dulce antes de comenzar a comer, y también al acabar ,acompañadas de un buen té (durante el mes de Ramadán no se puede comer en las horas de sol).

Pues para comenzar con una receta fácil pero sabrosa, os traigo las Ghribat o Ghribas de almendras. Son unas pastitas que se funden en la boca a cada bocado y recuerdan un poco a los polvorones o mantecados que tomamos por Navidad pero más ligeros. Hay otras recetas dulces como las chebakías, más elaboradas, pero también muy ricas, que espero poder mostrar próximamente.

La base de las ghribas puede ser de almendra o de cacahuetes, aunque hoy día se realizan de chocolate, de coco, de sésamo....Son ideales para acompañar una infusión o un buen vasito de té moruno con hierbabuena o a la menta.

Ingredientes (para unas 50 pastas): 125 g almendras tostadas molidas; 125 g azúcar glas; 125 ml aceite de girasol; 250 g harina; 1/2 sobre de levadura Royal.

Ingredientes para decorar: 1 cucharada sésamo; 2-3 nueces; azúcar glas; canela.

Preparación: En un bol se mezclan las almendras molidas y el azúcar glas. Amasar. Añadir la harina en la que se ha tamizado la levadura y volver a mezclar todo. Se va añadiendo el aceite poco a poco y se va amasando a mano hasta obtener una masa de la consistencia de plastilina (añadir el aceite que se considere necesario si hiciera falta un poco más) y se pueda trabajar cómodamente.

Se van haciendo bolitas del tamaño de una castaña y se van depositando en una bandeja de horno cubierta de papel sulfurizado.

Se pueden dejar en forma de bolitas, hornearlas y espolvorearlas después con un poco de azúcar glas, o darles forma con algún dibujo o motivo, por lo que yo he utilizado la base de un vasito y las he aplastado un poquito para marcar el dibujo, decorándolas en esta ocasión con un trocito de nuez, un poco de sésamo, etc.

Incluso veréis que a algunas les he dado otra forma y las he decorado con un toque de chocolate, aunque generalmente son redondas.

Se hornean a 160-180 ºC durante 15-20 minutos, hasta que estén doradas. Si no las habéis decorado antes de hornear, dejarlas enfriar antes de espolvorear con azúcar glas o también canela (al gusto). ¡Y ahora a disfrutarlas con un buen té con hierbabuena!



Pues os digo que yo (Maggie) me he puesto a cocinarlas enseguida porque ¡yo no me quedo sin probarlas! ¿Y tu? ¿Te las vas a perder? ¡Gracias por compartirla nena!

Ingredientes (para 30 pastas): 65 g harina de almendras; 65 g azúcar glas; 130 g harina; 1/2 cucharadita levadura Royal; 75 g aceite girasol.

Preparación: Poner todos los ingredientes secos en el bol y mezclar bien. Añadir el aceite y amasar hasta obtener una masa con textura de plastilina. Ir cogiendo pellizcos de masa y formando bolitas que se colocan en la bandeja del horno forrada con papel. Aplastar con un cuenco, decorar con nueces y sésamo (yo he hecho la mitad de cada una) y hornear a 180 ºC durante 15 minutos. Enfriar.

 Antes de hornear

¡Listas para disfrutar!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...