English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

10 diciembre 2017

CONFITURA ESPECIADA DE NAVIDAD #NavideñízateTS

Este es el año de los amigos invisibles. Y lo digo porque es la primera vez que participo en algún reto en el que nos toca hacer alguna receta de un blog amigo invisible y este mes de diciembre lo voy a hacer por partida doble. ¿No querías caldo? ¡Pues toma dos tazas! 😂

La primera aportación viene de la mano de nuestras amigas de La Cocina Typical Spanish, con las que llevo colaborando años y que siempre me sorprenden mes a mes, sobre todo con sus hastags jajajajaja. En esta ocasión nos han propuesto celebrar las navidades con un juego en el que vamos a elegir una receta del blog que nos haya tocado, nuestro "blog amigo invisible".

El único requisito era no faltar a la cita (¡por supuesto!) y adaptar la receta, haciendo los cambios necesarios, para que el resultado final fuera una receta TS con aire navideño. ¡Me apunto! Cuando vi que me había tocado el blog de mi amiga Rosa (Un toque de canela) ¡me puse a saltar de alegría! Y es que a Rosa le tengo mucho cariño porque, desde que se apuntó hace un año, no ha faltado a la cita con mi reto mes a mes, siempre feliz y contenta y transmitiendo alegría en su cocina.

Como se trataba de hacer una receta de Navidad me puse a bucear en su blog (Rosa, hija, ¿cómo te da la vida para tanto reto en el que andas? jajajajaja) y encontré una perfecta, su confitura de Navidad. ¿Habrá algo más de nuestras abuelas que preparar confituras y mermeladas? ¡Receta elegida!


Con lo que no contaba yo es con este mes de infarto en el que he tenido un concurso, ando aun en un sorteo y he preparado dos recopilatorios (uno salado y el otro dulce) con todas las recetas de mi reto...¡y el tiempo se me echó encima! Lo he pasado realmente mal viendo que los días pasaban, que yo tenía clara la receta pero que no tenía ningún momento para prepararla...¡y no podía faltar! En fin...un estrés...

A pesar de todo aquí estamos y Rosa querida, que pasada de receta. La he preparado muy muy similar a tu receta pero he modificado los dátiles (que no me gustan) por ciruelas pasas y le he añadido un toque de especias holandesas porque aquí todo huele a speculaas estos días. ¡Y ha quedado divina! Es más...escogí esta receta porque quería preparar unos tarritos mini de esta confitura deliciosa para regalar en Nochebuena, aprovechando que vienen a mi casa a cenar...¡genial!

Ingredientes: 300 ml zumo de manzana; 170 g azúcar; 2 peras medianas; 1 manzana grande; 7 ciruelas pasas; 7 albaricoques secos; 30 g avellanas molidas; 1 vial esencia vainilla; piel y zumo de 1 limón; piel y zumo de 1 naranja; 1 vial esencia ron; 2 puntas cuchillo especias para speculaas.

Preparación: Pelar las peras y la manzana y cortarlas en daditos. Poner en una cacerola con el azúcar, el zumo y la piel de limón, el zumo y la piel de naranja, la vainilla y las especias. Cubrir con el zumo de manzana. Añadir las ciruelas pasas y los albaricoques secos picados y cocinar durante 15 minutos a fuego medio.

Añadir las avellanas picadas y el ron y continuar cocinando durante 30 minutos para que vaya evaporando líquido y la fruta se ablande.

Mientras, hervir en una olla los tarros y tapones a utilizar durante 10 minutos. Sacar con unas pinzas y colocar boca abajo sobre un trapo limpio.

Yo he triturado la confitura porque me gusta más la textura sin trocitos pero aquí al gusto. Repartir la confitura caliente en los tarros, cerrar bien con el tapón y colocar los tarros boca abajo hasta que estén fríos para que haga vacío y poder conservarlos durante tiempo.

Yo he acompañado un queso manchego con esta confitura y os aseguro que es una auténtica delicia porque es un puro contraste de sabores y aromas. ¡Me ha encantado Rosa!



Pues con esta receta de mi amiga invisible participo en la iniciativa #NavideñizateTS y me voy corriendo a descubrir a quién le he tocado yo ¡oleeeeeeeeeee!


07 diciembre 2017

RECOPILATORIO DULCE DEL RETO COCINA REGIONAL ITALIANA

Hace unos días publiqué el recopilatorio completo de recetas saladas del Reto Cocina Regional Italiana, que comenzó a finales de 2013 para conmemorar que este humilde blog celebraba, por entonces, su segundo cumpleaños.

Por lo que se refiere al apartado dulce, la primera receta se publicó un 4 de febrero de 2014 y, desde entonces, hemos celebrado nada menos que 78 encuentros culinarios en los que han participado 28 amigas que han cocinado un total de 164 recetas dulces, con 16744 visitas en los correspondientes recopilatorios, y el reto se ha convertido en una de las experiencias más gratificantes de esta increíble andadura con el blog.


A lo largo de las dos ediciones que llevamos, el reto se ha ido haciendo más y más grande gracias a sus participantes, que se han atrevido a todo lo propuesto, que han aprendido un sinfín de cosas nuevas y en las que espero haber despertado también la pasión por la cocina tradicional italiana, más allá del tiramisú y la panna cotta.

Estoy muy orgullosa de todo lo que ha pasado en este reto y es justo que ahora recordemos lo que hemos aprendido así que, con todo mi cariño, vamos a hacer también un repaso por las recetas dulces que nos hemos traído de cada rincón de la bella Italia.


Comenzando por orden alfabético, de Abruzzo, región de la Italia central a orillas del Adriático y cuya capital es L'Áquila, nos trajimos la torta a due colori y las zeppole.


Desde la poco conocida región sureña de Basilicata, bañada por los mares Tirreno y Jónico y con capital en Potenza, nos trajimos una tarta de queso particular, la torta dolce di formaggio.


Calabria, conocida en la antigüedad como Bruttium, es la famosa punta de la bota y su capital es Catanzaro. De allí vinieron los bombolotti ripieni y las nepitelle.


Mucho más conocida es Campania, al suroeste y con capital en Napoli. Desde esta maravillosa región, que combina la belleza de los Apeninos con las cristalinas aguas del Tirreno, viene su dulce más conocido, el famoso babà.


Viajamos también a Emilia-Romagna, mi segunda casa, en plena llanura padana y con capital en Bologna. Desde allí nos trajimos las conocidas chiacchiere, el pan speziale y un dulce muy particular, el salame dolce.


Friuli Venezia Giulia, con capital en Trieste, es la región ubicada en la Italia nororiental, salida natural al mar para muchos países de Centro Europa. Desde allí vino un dulce con un nombre poco italiano, el presniz.


Llegamos al centro de la península itálica y visitamos Lazio, con capital en Roma, situada entre los Apeninos y el Tirreno y cuna de la civilización romana. De allí nos llevamos los pazientini, la torta antica y la torta di farina gialla hecha con harina de maíz.


Vamos ahora con Liguria, una región muy estrecha bordeada por los Apeninos, los Alpes y el mar ligure, cuya capital es Genova. Directamente desde allí nos trajimos los canestrelliuna gran desconocida, la focaccia dolce y una tarta preciosa, la giardiniera dolce.


Seguimos por el norte y visitamos Lombardia, con la famosísima Milano como capital, la región más poblada del país y en la que aprendimos a preparar la crema di mascarpone (la segunda receta más visitada), la tradicional crostata di mirtilli y el zabaione.


Otra región poco conocida es Marche, a orillas del Adriático y con capital en Ancona, pero es realmente famosa por su industria de calzado de lujo. Desde allí vienen los dolcetti pasquali y los riquísimos maritozzi.


Desde la pequeña Molise, ubicada en la Italia central a orillas del Adriático y con capital en Campobasso, nos llegan los bocconotti rellenos de chocolate.


Desde el Piemonte, al noroeste de Italia y en la frontera con Francia y Suiza, con capital en Torino, nos llega una receta que me dio muchos quebraderos de cabeza, los baci di dama, y también un flan-pudding muy original, el dolce di zucca.


Volvemos al sur y es el turno de Puglia, con capital en Bari, el llamado tacón de la bota, una región bañada por el Adriático y el Jónico y sede de dos parques naturales. Desde allí nos llega una especie de arroz con leche con máxima participación, el budino al latte di mandorle, y las cartellate.


Es el turno ahora de las islas y comenzamos por Sardegna, con capital en Cagliari, la segunda isla más grande del Mediterráneo y un paraíso por sus aguas, que no tienen nada que envidiar al Caribe. Desde allí nos trajimos las empanadillas dulces o sebadas y la tumbada, la receta más visitada ¡con más de 2400 visitas!


La siguiente es Sicilia, con capital en Palermo, una región que tuve la suerte de visitar el año pasado y que enamora por sus paisajes y su historia. De su gastronomía aprendimos la famosa cassata, las cassatelle y unos dulces muy típicos, los dolcetti alla pasta di mandorle.


Desde la preciosa Toscana, con su incomparable Florencia como capital, nos trajimos una sola receta y muy curiosa, la torta di riso.


Volvemos a las montañas Dolomitas y visitamos el Trentino Alto Adige, con capital en Trento, en la frontera con Austria y Suiza, una región de clara influencia con sus países vecinos como lo demuestran los dulces krapfen y zelten que nos trajimos.


Desde Umbria, en pleno centro de la península itálica, la única región sin contacto con el mar y con capital en Perugia, nos trajimos un dulce con un nombre curioso, el torcolo.


Y finalmente, de la región de Veneto, con su extraordinaria capital Venezia, fue el origen de nuestra última receta por hoy, las frittelle di mele.


Espero que os haya gustado y que os animéis a cocinar alguna de las recetas ¡no os arrepentiréis! ¡Gracias por estar ahí!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...