English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

31 octubre 2014

ESTOFADO DE TERNERA CREMOSO CON ARROZ DE PEREJIL

31 de octubre...la noche de las brujas...Halloween...lo siento ¡yo no lo celebro cocinando nada especial! Alucino con las obras de arte de mis compañeras blogueras pero yo no suelo cocinar nada relacionado con calabazas, arañas, fantasmas...para esta fiesta que aquí, en Holanda, tampoco se suele celebrar.

Lo que si me apetece es volver a participar en el concurso #PonUnLibroEnTuCocina y preparar, esta vez, una receta salada extraída de uno de los últimos libros que me regalaron los Reyes, "Kook ook Holland", un libro con las recetas más representativas de la cocina holandesa que no es, para nada, tan extensa como la española. Este libro es parte de una colección muy extensa de libros en holandés sobre la cocina de muchos países.

En esta ocasión os traigo un rico estofado de carne, ideal para esta época del año, que viene acompañado de un arroz aderezado con perejil fresco. ¡Os aseguro que es de mojar pan y no parar!

Ingredientes: 400 g ternera; 500 ml de caldo de carne (hecho con una pastilla); 50 g mantequilla; 1 cebolla; 2 ramitas tomillo o su equivalente picado; 2 ramitas perejil; 1 hoja laurel; sal; pimienta; 5 champiñones; 300 g arroz basmati; 2 cucharadas perejil picado; 40 g harina; 150 g creme fraîche; 1 chorrito zumo de limón; nuez moscada.

Preparación: Cortar la carne en daditos. Preparar el caldo y reservar.

En una olla con un chorrito de aceite sofreir la cebolla picada, añadir la carne y rehogar hasta que pierda el color a sangre. Añadir el caldo, el tomillo, el perejil y el laurel, salpimentar y dejar cocer durante 1 hora a fuego lento tapado.

Aparte cocer el arroz según indicaciones del envase, eliminar por completo el agua y mezclar el arroz con el perejil picado. Ponerlo en una taza bien presionado para formar pequeñas montañitas. Reservar en caliente.

Lavar y cortar los champiñones en láminas y sofreir en un poquito de aceite. Reservar.

En un cazo poner a calentar la mantequilla, añadir la harina removiendo y luego el caldo de la carne por completo. Remover con una cuchara hasta formar una salsa homogénea que se vierte de nuevo sobre la carne. Agregar la creme fraîche y remover bien para ligar la salsa, añadir los champiñones y dejar cocer todo junto durante 5 minutos más.

Servir el estofado de carne con la salsa y acompañado del arroz.


Con esta receta salada también me gustaría participar en el concurso por el 4º cumpleblog de Rezetas de Carmen #PonUnLibroEnTuCocina. ¡A ver si hay suerte!


Por cierto, el libro que os comentaba anteriormente es este:


Que no celebre Halloween culinariamente no significa que no sea un poco brujilla :-D ¡feliz noche de las brujas!


28 octubre 2014

BIZCOCHO DE NATA CON PASAS Y NUECES

¡Buenos días! Hoy vamos con una de esas recetas de repostería sencillas, las "complicadas" las dejo para mi amiga Pili en su blog "The Pink Cake Factory" ;-) En esta ocasión tenemos una receta de bizcocho sacada del libro de Karlos Arguiñano "100 Menús de Temporada", el primer libro de cocina que me regalaron hace ya muchos años y al que guardo un especial cariño. Lo recomiendo porque es pequeñito, muy manejable, utiliza productos de temporada, de cada estación del año, y siempre asequibles como la cocina de Arguiñano del cual soy una fan incondicional. Me gustan las cosas sencillas. 

Vamos con la receta, ligeramente modificada en el relleno, y os sigo contando... 

Ingredientes: 1 vaso nata líquida; 1 vaso azúcar; 2 vasos harina; 1 sobre levadura; 4 huevos; ralladura de limón; nueces y pasas (al gusto); mantequilla; azúcar glas.

Preparación: En un bol batir la nata con el azúcar, los huevos y la ralladura de limón. Tamizar la harina con un colador, mezclar con la levadura e ir añadiendo todo a la mezcla anterior sin dejar de batir con las varillas.

Untar un molde con mantequilla, poner una capa de la masa del bizcocho y añadir las pasas y las nueces troceadas al gusto. Cubrir con lo que queda de la masa.

Cocer en el horno, precalentado a 170ºC, durante 35 minutos. Como siempre, pinchar con un palillo que debe salir limpio.

Desmoldar, dejar enfriar y servir cubierto de azúcar glas. Mejor con un chocolate para mojar...


Con esta receta dulce me gustaría participar en el concurso por el 4º cumpleblog de Rezetas de Carmen #PonUnLibroEnTuCocina. Carmen, muchísimas felicidades por tu cumpleblog ¡y que sea para muchos años!


Por cierto, el libro que os comentaba anteriormente es este:


25 octubre 2014

ENSALADA DE ATÚN (PARA UNTAR)

Una de las cosas que más me sorprende de ir al supermercado en Holanda, país en el que vivo ahora, es la cantidad de ensaladas para untar que tienen en sus neveras. Las hay de todo tipo imaginable y, ya sea como snack o en bocadillo, no hay holandés que no consuma o tenga en su nevera un paquete (o más) de estas ensaladas listas para untar.

Inspirada por esta idea, hoy os traigo una muy sabrosa para untar sobre pan que, probablemente, no habéis probado aún. Ahí vamos...

Ingredientes: 160 g atún (en lata); 1 cebolla roja pequeña; 1/2 manzana (golden o granny), 6 cebollitas encurtidas; mayonesa; sal; pimienta.

Preparación: Desmigar con un tenedor el atún (sin aceite o agua). Pelar la manzana, quitar las semillas y cortar media en daditos muy pequeños. Pelar la cebolla y cortarla también en daditos. Cortar las cebollitas por la mitad.

En un bol colocar todos los ingredientes, salpimentar al gusto y añadir mayonesa cuanto necesitéis para obtener una crema lista para untar.


22 octubre 2014

SALSA DE SETAS PARA CARNES

Hace ya meses que quería participar en el Reto Color y Sabor de Temporada pero hasta ahora no me había sido posible. De lo que se trata es de realizar cada mes una receta dulce o salada con la fruta o verdura elegida ese mes y así poner su color por todas las webs.

La propuesta del mes eran las uvas (como fruta) y las setas/hongos (como verdura). Así que me he decidido por la receta salada y he preparado esta salsa a base de setas que es ideal para acompañar carnes de todo tipo. ¡Ya veréis que fácil es!

Ingredientes: 200 g setas variadas; 1 cebolla; 2 cucharadas mantequilla; 1 cucharada aceite; sal; pimienta; tomillo; 1 cucharadita mostaza Dijon; 1 vaso agua; 1/2 pastilla caldo carne; 200 g creme fraîche.

Preparación: Pelar y picar la cebolla muy menuda. Cortar las setas en trocitos pequeños. En una cacerola poner a fundir la mantequilla, añadir el aceite y sofreír la cebolla junto a las setas a fuego suave. Salpimentar al gusto.

Pasados 10 minutos añadir el tomillo (al gusto) y la mostaza y remover bien. Agregar el agua, la pastilla de caldo y dejar cocinar hasta casi evaporar el agua.

Finalmente añadir la creme fraîche, mezclar bien con el resto de ingredientes y dejar cocinar durante 5 minutos a fuego suave para que la salsa adquiera consistencia. Si es necesario rectificar la acidez con un poco de azúcar.

Servir cubriendo la carne elegida.



En este caso he preparado unos filetes de lomo de cerdo y los he acompañado con unas judías verdes cocidas y unas patatas cocidas y, posteriormente, sofritas en mantequilla al estilo de mi madre. ¡Riquísimo!


Espero que os guste la propuesta que he hecho para el Reto Color y Sabor de Temporada, tan otoñal como son las setas. ¡Mmmmmm!


19 octubre 2014

ENSALADA NIÇOISE #CocinasdelmundoFrancia

Hoy es domingo, el tercero del mes, y toca Reto Cocinas del Mundo. En esta ocasión Marga de Acibechería nos lleva de la mano a Francia para conocer su gastronomía y seguir con nuestro periplo por el globo. ¡Me encanta! Si os habéis perdido nuestras anteriores aventuras os diré que ya hemos estado en Azerbayán, Bulgaria, Camboya, Dinamarca y Egipto. ¡Casi nada!

Confieso que cuando se nos planteó Francia como país a visitar me fui directa a la guía Le Cordon Bleu a ver que delicia podía cocinar. ¡Qué difícil era decidirse! Así que de los millones de recetas que tiene la cocina francesa al final me he decidido por esta sencilla ensalada. Por una parte porque acabo de trasladarme a vivir a Holanda y aún no tengo mi casa ni mi cocina así que me encuentro bastante limitada a la hora de preparar platos muy elaborados o que requieren horno...¡pero no quería dejar de participar porque no he faltado a ninguna cita!

Uno podría pensar que preparar una ensalada no tiene ninguna complicación....eso pensaba yo hasta que me puse a buscar los ingredientes de esta famosa ensalada Niçoise, originaria de Niza. ¡Madre mía que debate hay en internet! No os podéis imaginar la de entradas que hay sobre la "verdadera receta" de esta ensalada que reivindican todos los que la publican...¡casi me vuelvo loca! Que si lleva, que si no lleva, que si la mía es la verdadera...en fin...debe ser que como no está patentada cada uno la hace como le da la gana, jajajajajaja.

En lo que si se ponen de acuerdo es en lo que NO puede llevar, a saber, legumbres cocidas o féculas (arroz, patatas, judías verdes, maíz), otros pescados que no sean los que lleva y condimentos como la mayonesa. Al final, comparando mucho, me he decidido por esta receta porque si no ¡casi no llego al reto! Espero que os guste.

Ingredientes: Surtido de diferentes lechugas; 1 tomate rojo grande; 2 huevos duros; 1/2 cebolla roja; 2 latas pequeñas atún en aceite; 8 anchoas; 1/2 pimiento verde (de los alargados); 1/3 pimiento rojo; aceitunas negras; 2/3 aceite oliva; 1/3 vinagre balsámico; 5 hojas de albahaca; sal; pimienta.

Preparación: En el fondo del plato colocar un lecho de hojas de lechuga diversas. Cortar el tomate en rodajas y colocarlo encima formando una corona alrededor.

Cortar la cebolla en aros finos, así como los dos tipos de pimientos en tiras finas y colocar por encima. Repartir el atún desmenuzado por el centro, colocar las anchoas y las aceitunas decorando y, finalmente, los huevos duros cortados en cuartos.

Para el aliño poner en un bol el aceite, el vinagre, sal y pimienta al gusto y la albahaca fresca picada y mezclar bien hasta emulsionar. Si se prefiere se puede hacer con la batidora.

Aliñar la ensalada y servir.



Con esta receta, sencilla a la par que elegante, participo en el reto Cocinas del Mundo - Francia y deseando estoy de ver el resto de propuestas :-D


Os dejo con la tranquilidad de la campiña francesa...


17 octubre 2014

SOPA DE TOMATE

Hoy 17 de octubre se celebra el Día Mundial de las Frutas y Verduras. Marisa de Thermofan y Rosalía de Rossgastronómica, nos propusieron preparar una receta sana con fruta o/y verdura para publicarla en nuestros blogs hoy. Nadie sabíamos con antelación quién iba a participar, ni siquiera ellas. Así que si vas al final de esta entrada, justo hoy, podremos todos conocer qué blogs y qué recetas hemos participado en este pequeño reto.

Nueva Zelanda fue el primer país que dio la bienvenida a esta iniciativa el pasado año con el fin de que, a nivel internacional, se incrementara el consumo de fruta y verdura y conseguir, de esta forma, una mejora de la salud. Este país es líder en este campo y el lema 5+ A Day (5 al día) ha unido a otros 23 países en esta celebración.

En España, la Asociación “5 al día” trabaja creando campañas con el objetivo de promocionar hábitos de alimentación saludables y el consumo de 5 raciones de frutas y hortalizas al día.

Así que aquí estamos, contribuyendo a esta bonita iniciativa. Viviendo como vivo ahora en Holanda, tenía que preparar una de sus sopas más conocidas, tan fácil de hacer y que tiene como protagonista a esa fruta (mal clasificada como verdura) que es el tomate. La confusión proviene, probablemente, de la práctica cultural de clasificar las plantas comestibles por el sabor, dulce es igual a fruta y no dulce es igual a verdura.

¿Vamos con la receta? 

Ingredientes: 100 g pan; 8 cucharadas aceite oliva; 2 dientes ajo; albahaca (mejor si es fresca); 1,5 l caldo de verduras; 1 kg tomates; 2 cucharadas salsa tomate; 1-2 cucharadas azúcar; sal; pimienta; parmesano rallado.

Preparación: Poner el aceite en una cazuela y sofreir los ajos pelados y cortados a fuego moderado hasta que empiecen a dorarse.

Cortar el pan en rebanadas finas y dorar en el mismo aceite por ambos lados. Salpimentar.

Escaldar los tomates, pelarlos y triturarlos con la batidora o el robot, dejando que caigan sobre el pan. Sofreir a fuego vivo durante 3-4 minutos y mezclar. Añadir la salsa de tomate.

Añadir el caldo hirviendo, tapar la cazuela y cocer a fuego suave durante 30 minutos. Rectificar el punto de sazón añadiendo azúcar y, finalmente, una cucharadita de albahaca picada. Volver a pasar todo por la batidora para obtener una sopa homogénea.

Servir muy caliente con el queso parmesano rallado por encima.


Como os he comentado, con esta receta quiero contribuir a celebrar el Dia Mundial de las Frutas y Verduras. ¡Que aproveche!



13 octubre 2014

ROCAS DE CHOCOLATE CON FRUTOS SECOS Y PREMIO DARDOS

¡Hoy estamos de celebración! Y por eso hoy vamos con una receta especial que hacía mucho tiempo que quería hacer. Alguna vez os he contado que hay una pastelería en Montblanc (Tarragona) - un pueblo que no debéis dejar de visitar - que es de obligada visita si pasas por allí: la Pastisseria i Confiteria Viñas. Tienen todo tipo de chocolate artesanal y, en particular, unas rocas de chocolate y almendras que están de muerte natural.

Sin tratar de parecerme en absoluto a las de allí (creo que sería imposible), hacía mucho tiempo que le daba vueltas a hacerlas y he pensado que hoy es un día estupendo para ello. ¿Nos ponemos manos a la obra? ¡Porque son fáciles a rabiar! Además, admiten el chocolate que más os guste y los frutos secos que os apasionen...¡al gusto!

Ingredientes: 150 g chocolate blanco; 150 g chocolate negro (al menos 70%); 80 g anacardos; 80 g nueces peladas.

Preparación: En dos boles al baño María fundimos cada uno de los chocolates por separado. Removemos con una cuchara de palo hasta que esté completamente líquido (ojo con calentar demasiado para que no se queme).

Partir los frutos secos por separado con las manos, para que no queden trozos muy pequeños.

Incorporar los anacardos picados al chocolate blanco y las nueces picadas al chocolate negro. Remover bien para mezclar los ingredientes.

Con ayuda de una cuchara vamos poniendo porciones de la mezcla de chocolate blanco y anacardos en una fuente forrada con papel de aluminio, procurando que queden recogidas. Hacer lo mismo con la mezcla de chocolate negro y nueces.

Dejar enfriar en la nevera durante al menos dos horas. Separar con cuidado de la bandeja y tomar con un cafelito, un té o lo que más os guste. Si os sobran (lo dudo) las guardáis en la nevera.


¿Queréis una roca de chocolate negro con nueces?
¿O preferís una roca de chocolate blanco con anacardos?

¿Y qué celebramos? Pues que mi querida Lorena, La cocinera revoltosa, ha tenido a bien nominarme como merecedora del premio Dardos que, como ella dice, es un premio a la dedicación, creatividad y el esfuerzo de mantener un blog que otorgan otros blogueros porque saben realmente el esfuerzo que hay que hacer para mantener un blog. ¡GRACIAS GUAPA POR PENSAR EN MÍ!


Y ahora me toca a mí premiar a otros 15 blogs...Esta es, sin duda, la parte más difícil, porque hay muchísimos que me inspiran cada día. Pero bueno, espero que a los elegidos les haga la misma ilusión que a mi :-D ¡Vaya por delante mi enhorabuena a todos!

Mis nominados son:

10 octubre 2014

BOCATA DE ENSALADA DE JAMÓN Y PUERRO #BocataTs

¡Muy buenos días! ¡Hoy va de bocatas! Y es que nuestras amigas de La Cocina Typical Spanish nos proponen este mes preparar esos bocatas que nos recuerdan a nuestra infancia, a la merienda del cole o el que más nos gusta cenar...mmmmmm

Tengo que confesar que cuando vi la propuesta el primer bocata que me vino a la cabeza fue el que me daban en el cole para merendar: ¡bocata de chocolate! Pero luego pensé que, aunque me encantaba, era muy poca contribución así que ¡cambio de idea!

Hoy os traigo un bocata diferente, hecho con una ensalada que me gusta muchísimo. No sabría decir de qué parte es pero es algo que mi madre hace muy a menudo en casa. Podéis utilizar cualquier tipo de pan que os guste, yo he utilizado una chapatina que me encanta pero no, no la he hecho yo, jejejejeje. ¿Vamos con la receta?

Ingredientes: 4 huevos; 125 g jamón cocido; 1 puerro pequeño; 5 cucharadas mayonesa; 1 cucharadita mostaza Dijon; pimienta; sal; 1/2 cucharadita curry en polvo.

Preparación: Cocer los huevos en agua hirviendo con sal durante 10 minutos. Pelar y dejar que se enfríen. Lavar el puerro y cortar en semiaros. Cortar el jamón cocido en dados pequeñitos.

Cortar los huevos en trozos pequeñitos. Poner los huevos, el jamón y el puerro en un bol. Mezclar la mayonesa con la mostaza, la pimienta, la sal y el curry. Añadir al bol y mezclar bien toda la ensalada. Extender sobre la mitad de una chapatina y cubrir con la otra mitad.



Delicioso ¿verdad? Pues con esta receta quiero participar en la iniciativa Bocatas Typical que este mes organiza La Cocina Typical Spanish y ¡deseando estoy de ver todos los sabrosísimos bocatas que han preparado!. Podéis consultar todas las propuestas aquí.


07 octubre 2014

TORTELLI DE REQUESÓN Y ESPINACAS AL MODO PIACENTINO

¡Buenos días! Seguimos con la resaca de recetas de Emilia Romagna (aunque ya no dentro del Reto CRI) y hoy quería traeros una receta muy típica de pasta rellena de requesón y espinacas (o ricotta e spinaci en italiano) que son estos tortelli cerrados al modo piacentino (o sea, de Piacenza). Quedan super bonitos y son riquísimos y no tan difíciles.

Estoy muy orgullosa de esta receta porque es la primera vez que preparo la pasta fresca al huevo y he de decir que no me ha salido nada mal. El relleno ha sido más sencillo y el punto final de la receta se lo he dado con un aceite preparado con la salvia que me ha pasado mi vecina Trini, que ya conoceréis los que me seguís porque tiene un huerto maravilloso. ¡Gracias!

¡Vamos con la receta!

Ingredientes: 400 g harina; 4 huevos; aceite; 100 g requesón; 150 g espinacas; 20 g queso parmesano rallado; nuez moscada; sal; pimienta; 16 hojas salvia fresca; 1/2 cucharadita ajo en polvo; harina.

Preparación: Empezamos preparando la pasta. En un bol grande tamizamos la harina, añadimos una pizca de sal y los huevos y, con las manos, empezamos a ligar los ingredientes. Cuando la masa empiece a tener cierta consistencia (se os pegará mucho en las manos) añadir una cucharadita de aceite y continuar trabajando hasta obtener una masa homogénea y lisa que amasaremos durante unos minutos. Cubrir con papel film y dejar reposar en la nevera durante 30 minutos.

Mientras preparamos el relleno. Cocer las espinacas en agua hirviendo con sal durante 5 minutos. Escurrir muy bien de agua y cortar pequeñito. Poner en un bol junto al requesón, el queso parmesano, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta al gusto y mezclar muy bien hasta obtener una pasta homogénea que dejaremos reposar en la nevera durante 15 minutos.

Espolvorear de harina la superficie de trabajo, cortar la pasta en dos bolas y extender cada una de las mitades (más que nada por comodidad) con el rodillo en una lámina muy fina. Cortar cuadrados de unos 7-8 cm de lado, poner una cucharadita de relleno sobre cada uno y cerrar los tortelli (más abajo os pongo el link que he encontrado en internet donde podéis ver cómo se hace).

En una cacerola grande poner a hervir abundante agua con sal y, cuando el agua esté hirviendo, añadir los tortelli uno a uno. En un principio se irán al fondo pero no os preocupéis porque luego flotan. Desde el momento que flotan y empieza a hervir el agua de nuevo contad entre 6-8 minutos (siempre podéis sacar uno y probarlo), no los dejéis más tiempo.

Mientras se cocina la pasta preparad el condimento de la pasta batiendo en el vaso batidor las hojas de salvia con el ajo en polvo y aceite (al gusto) hasta obtener una salsa.

Colar la pasta cuando esté cocinada (con cuidado) y servir los tortelli en el plato condimentados con el aceite de salvia y ajo y espolvoreados de queso parmesano rallado.


 ¿A que tienen una pinta estupenda?

Aquí tenéis los tortelli antes de cocer

Y aquí os dejo un vídeo sobre cómo cerrar los tortelli al modo piacentino

04 octubre 2014

CHIACCHIERE - RETO DULCE CRI: EMILIA ROMAGNA

¡Y seguimos con el reto CRI! Tal y como os contaba ayer, la propuesta de este mes tiene que ver con la región de Emilia-Romagna y el dulce que me apetecía compartir con tod@s vosotr@s son estas chiacchiere. Os va a sorprender porque aparentan ser crujientes pero luego son tiernas tiernas...Vamos a ver la receta y luego os cuento un poquito. Yo he escalado los ingredientes porque si no ¡podría estar comiendo dulces una semana yo sola!

Ingredientes: 200 g harina; 40 g azúcar; 1 huevo entero más 1 yema; 25 g mantequilla; 1 cucharada moscatel (o cualquier otro licor al gusto); sal; aceite; azúcar glas.

Preparación: En un bol grande colocamos la harina tamizada, añadimos una pizca de sal, el azúcar, los huevos, el moscatel y la mantequilla blandita y trabajamos con las manos hasta obtener una masa que no se pega a las manos. Sacamos del bol, enharinamos la superficie de trabajo y continuamos trabajando la masa durante 5 minutos más hasta que quede lisa. Envolver en film transparente y dejar reposar durante 30 minutos en un lugar fresco y seco.

Para preparar las chiacchiere yo he divido la masa en dos (mientras trabajamos una parte la otra la mantenemos envuelta en el film para que no se seque). Estirar la masa con la ayuda del rodillo hasta obtener una película bien fina. Cortar cuadrados de unos 3 x 6 cm y practicar dos cortes en cada cuadrado. Estiramos la otra parte de la masa de igual modo y cortamos tiras de 2 x 15 cm y las anudamos. De esta forma tenemos dulces con distintas formas...más divertido ¿no?

Calentar abundante aceite en un cazo (a modo de freidora) y cuando esté caliente freir poco a poco las chiacchiere hasta que estén doraditas por ambos lados. Sacar y dejar sobre papel absorbente para eliminar la mayor parte de grasa. A la hora de servir espolvorear generosamente con azúcar glas. ¡A disfrutar!

Aquí las tenéis listas :-)

Y aquí antes de freír

Las chiacciere (pronúnciese kiákere), también llamadas bugie ("mentiras"), frappole, sfrappole...son un dulce típico de carnaval y ésta es la receta de Bologna, capital de la región de Emilia-Romagna por la que paseamos este mes. Podríamos traducir este dulce como "charlitas" ya que en italiano la palabra chiacchierare (o, mejor aún, la expresión fare due chiacchiere) significa charlar. ¿A que mola el nombre?


Por si queréis preparar una buena cantidad ya que estos dulces se comen como si nada, aquí os dejo la receta tal cual está en el libro.


Pues hasta aquí mi versión de este dulce que os va a encantar. Y ahora vamos con la contribución de las participantes que se han animado a seguir acompañándome en esta aventura culinaria. ¡GRACIAS!

Mi querida Nieves, del blog La cajita de nieveselena, nos trae su versión de este dulce que dice que está rico no, ¡lo siguiente!

Mi prima Mar dice que la vena árabe-oriental le puede así que ha utilizado brandy, ajonjolí y matalauva que le da un toquecito rico, rico...¡Seguro!

Anna, del blog Retalls de cuina, me manda esta maravillosa versión del dulce acompañado de su copita...¿que más se puede pedir?

 ¿Y qué me decís de estas preciosas flores que me envía Rosi, del blog Mi mundo pinkcake? ¡que maravilla!

Pues ahora si nos despedimos hasta el mes que viene, que volveremos con más ganas y nuevas recetas tradicionales. Recordad que si queréis participar tenéis las instrucciones haciendo clic en el logo. ¡Un besito!

http://elcajondesastredemaggie.blogspot.com.es/p/bueno-bueno.html

03 octubre 2014

PISAREI E FASÒ PIACENTINI - RETO SALADO CRI: EMILIA ROMAGNA

Parecía que no iba a llegar pero si...¡ya estamos de vuelta con el Reto Cocina Regional Italiana! ¡yupiiiiiiiiiiiiii! ¡Cómo lo echaba de menos! Pero todo llega y, después de las vacaciones estivales, aquí estamos de nuevo con la propuesta salada de este mes...y luego os explico por qué la he elegido.

Ingredientes: 200 g harina; 100 g pan rallado; 15 cucharadas leche; 15 cucharadas agua; 100 g judías pintas secas; 1/2 cebolla; 1/2 zanahoria; 1/2 rama apio; 50 g mantequilla; 5 g setas secas; 100 g salsa tomate; sal; pimienta; queso parmesano rallado.

Preparación: Dejar las judías pintas en remojo la noche anterior en agua fría. Tirar el agua y cocinar en agua limpia (sin sal o se pondrían duras) durante 1 hora o hasta que estén tiernas. Colar, reservar dos cucharadas del agua de cocción y reservar las judías.

En una cacerola poner a derretir la mantequilla. Picar la cebolla, el apio y la zanahoria con el robot muy pequeñito y sofreír en la mantequilla durante 5 minutos. Mientras, poner a remojo en agua caliente las setas para que se hidraten y ablanden. Cuando la verdura esté tierna añadir las setas (reservar 2 cucharadas del agua) y rehogar. Añadir la salsa de tomate, el agua de las setas y el agua de cocción de las judías, salpimentar y cocinar durante 1 hora a fuego muy lento.

Mientras se hace la salsa preparamos la pasta. En un bol mezclar la harina tamizada con el pan rallado e ir añadiendo una mezcla de agua y leche caliente a cucharadas (yo he necesitado unas 30 en total) y trabajar la masa con las manos hasta que quede homogénea y con una consistencia como de plastilina (parecida a la de los gnocchi).

Ir cogiendo trozos de masa, enharinar y moldearla en forma de tiras del grosor de un lápiz. Con un cuchillo ir cortando trocitos del tamaño de una uña y, de uno en uno, aplastar con el pulgar y hacer rodar sobre la mesa de forma que queden como si fueran minignocchi (más abajo podéis verlos). Es laborioso pero fácil.

Cocer la pasta en abundante agua hirviendo con sal durante 5 minutos (empiezan a flotar). Retirar con una espumadera y servir en el plato cubiertos con la salsa y espolvoreados con parmesano rallado. ¡Riquísimo!


Aquí tenéis como quedan los pisarei antes de cocer

Y ahora os contaré que esta receta es típica de Piacenza, un pequeño pueblecito donde viví durante dos años y que se encuentra junto al río Po en la región de Emilia Romagna, la que visitamos este mes en nuestro recorrido por Italia. Así que entenderéis que mi propuesta de este mes tiene un punto sentimental ya que, desde que me fui, nunca más los he vuelto a probar...¡esta era una excelente ocasión!
Los pisarei e fasò (en dialecto de Piacenza) es una de esas recetas que se pierde en las brumas del tiempo. Sus ingredientes son bastante pobres (harina cortada con pan rallado) y es un plato de origen campesino. Sobre el origen de la palabra pisarei parece que se debe a una mala pronunciación de la palabra piacentina "Bissa", o sea serpiente por la forma de las tiras de masa antes de ser cortadas, o bien podría derivar de la palabra española pisar, por la forma de aplastar las bolitas de masa con el dedo para darles su forma típica. Por su parte, fasò es la palabra en dialecto piacentino que hace referencia a fagliolo (judía).

Aquí os dejo la receta original según sale del libro, con las cantidades originales que yo he escalado.


Y hasta aquí mi pequeño homenaje al pueblito que me acogió con tanto cariño. Y ahora vamos con las propuestas de mis dos queridas participantes, a las que una vez más tengo que agradecer que quieran acompañarme en este viaje. ¡GRACIAS!

 Mi prima Mar me envía su particular versión de pasta hecha con patata porque se le deshacían (O_O) pero con una salsa muy rica...¡un plato consistente!

 Mi queridísima Rosi, del blog Mi mundo pinkcake, que no me falla nunca, ha preparado esta maravilla y, una vez más, le ha encantado...¡me alegro mucho!

Pues por hoy nos despedimos hasta el mes que viene, que volveremos con más ganas y nuevas recetas tradicionales. Recordad que si queréis participar tenéis las instrucciones haciendo clic en el logo. ¡Un besito!

http://elcajondesastredemaggie.blogspot.com.es/p/bueno-bueno.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...