English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

23 julio 2016

SMOOTHIE ROSA DE REMOLACHA Y FRESA

Hoy sábado y soleado vamos a empezar el día con energía y para eso os traigo el tercero de la serie de smoothies que os voy a ir contando y que tiene un color rosa precioso. El primero fue el verde y el segundo el naranja ¿os acordáis?

Como en los casos anteriores lo he preparado con una fruta, una verdura, hielo...y un toque de canela. La remolacha es un alimento especialmente rico en vitamina C, con interesantes propiedades para la salud por su contenido en folatos, antioxidantes y fibra. Por su parte las fresas, que estan ahora de temporada, son capaces de combatir la anemia y la deficiencia nutricional, así como prevenir las infecciones en el organismo. Le añadimos un toque de limón para preservar el intenso color rosa de la remolacha y tenemos un batido ¡divino!

Ingredientes: 5 cucharadas remolacha cocida; 10 fresas congeladas; 1/2 limón; 1 cucharadita canela; 1 rama cilantro fresco; 6 cubitos hielo.

Preparación: Poner la remolacha cocida y las fresas (sin la parte verde) en el vaso de la batidora. Añadir el zumo de limón y la canela. Añadir el cilantro y los cubitos de hielo.

Accionar la batidora a velocidad máxima y batir muy bien hasta que quede homogéneo y los hielos se hayan triturado. Servir enseguida. ¡Mmmmmmm!


20 julio 2016

CRACKERS CON PASITAS Y ESPECIAS

¡Buenas! Hoy os traigo una de esas recetas que se ha convertido en un incondicional en casa y que, si la probáis, pasará a ser un imperdible de la vuestra. ¡No puede ser más sencilla y rica! Desde que la cociné por primera vez para el concurso una comida en "El Bohío" no han parado en casa de pedírmela así que he decidido publicarla por separado en su versión final.

Las he bautizado como crackers porque eso es lo que son en realidad. Como los crackers, los elaboramos con una capa plana de masa de pan aromatizada con las pasas y especias y le podéis untar por encima lo que queráis o comerlas solas porque son un auténtico vicio. ¡Os lo aseguro!


Ingredientes: 200 g harina 00; 100 ml agua; 7 g levadura seca de panadería; 2 cucharadas AOVE; 1 cucharada pasitas; 1 cucharadita comino molido; 1 cucharadita cilantro molido; sal.

Preparación: Triturar en el robot las pasitas junto con el comino y el cilantro molidos y reservar.

En un bol colocar la harina y mezclar bien con la levadura seca, una pizca de sal y el triturado de pasitas y especias. Añadir el aceite y el agua y comenzar a amasar con las manos hasta obtener una masa lisa y homogénea que no se pega a las manos. Dejar en el bol y tapar para que repose unos 15 minutos.

Estirar la masa bien fina. Podéis utilizar el rodillo pero yo he usado la máquina de hacer pasta para obtener una lámina larga de unos mm. Cortar la masa en rectángulos pequeños con un cuchillo. Colocar la masa cortada en la bandeja del horno forrada con papel y hornear a 180 ºC durante 10 minutos (deben quedar doraditos). Sacar del horno y dejar enfríar.

Se pueden guardar tapados durante 2-3 días sin que se pongan blandos. ¡Una ricura!



17 julio 2016

SGROPPINO DE FRESA #CocinasdelMundoVerano

De nuevo llegamos al tercer domingo de mes y no podemos faltar a la cita con el reto Cocinas del Mundo que, este mes, nos da manga ancha para viajar a cualquier lugar del mundo en busca de las recetas más refrescantes para el verano.

Y es que a nuestra anfitriona Concha, de Cocina y Aficiones, le tocaba decidir el país destino pero, como estamos en verano, ha preferido retarnos a preparar una receta de donde queramos pero veraniega. ¿Y a donde me voy yo esta vez? me dije yo...

Y de pronto me acordé que tenía en la nevera una botella de Prosecco dispuesta para preparar el sgroppino, una bebida alcohólica muy apreciada en Veneto, hecha con sorbete de limón. ¡A Italia que nos vamos!

Originalmente la palabra veneciana sgropìn indicaba el clásico sorbete sin leche y muy poco alcohólico. Con el tiempo la vieja receta se fue modificando para dar lugar al sgroppino actual, cuya primera referencia data de 1528. En aquel momento se servía en las mesas aristocráticas para limpiar el paladar entre plato y plato.

Hoy en día se consume, generalmente, después de una comida (como digestivo) o entre el primer y el segundo plato. La base de esta bebida es el sorbete de limón, el vodka y el prosecco, pero en los últimos años se han puesto de moda otros tipos de sgroppino como el de fresa, pomelo, mandarina o café. Y yo, aprovechando que tenía fresas congeladas (que suelo utilizar para smoothies), decidí hacer esta bebida superrefrescante aunque el calor aún no apriete por aquí.

Ingredientes: 250 ml Prosecco; 35 ml vodka; 250 ml sorbete limón; 125 g fresas (congeladas).

Preparación: Poner todos los ingredientes (menos el Prosecco) en el vaso de la batidora y batir hasta obtener una mezcla cremosa (unos 40 segundos). Añadir el Prosecco y batir unos 10 segundos. Servir inmediatamente en unos vasos de cocktail o de cava. ¡Facilísimo!


Pues con esta receta tan refrescante y chisposa participo en el reto Cocinas del Mundo - Verano y me voy corriendo a ver las propuestas del resto de participantes. ¡Os deseo un feliz verano!


14 julio 2016

CONVERSANDO CON...THERMOFAN

¡Holaaaaaaaa! Estoy supercontenta de que cada mes se apunten nuevas participantes a la segunda edición del Reto Cocina Regional Italiana y, como sabéis l@s que seguís el reto, en esta edición 2.0 tenemos anfitrion@s cuya misión principal es elegir las recetas (de nuestro libro viajero) que vamos a cocinar.

La tercera anfitriona que hemos tenido durante el mes de junio ha sido mi querida maestra Marisa de Thermofan. Ella nos propuso preparar los zucchini alla palermitana y los dolcetti alla pasta di mandorle.


Vamos a conocerla un poquito mejor...

- ECDM: A ver..cuéntame Marisa...¿Cómo te diste cuenta de que te apasionaba la cocina? ¿Hay alguien o algo que haya marcado tus inicios?

- Marisa: Desde pequeña jugaba a cocinar con todo menos comida: arena, piedras y lo que se terciara. Vivía con nosotros una tía abuela, mi tía Carmen y ella cocinaba en casa. Aprendí viéndola y disfruté ayudándola. Hay alguna receta suya en el blog.

- ECDM: Si, algo parecido me pasaba a mi viendo a mi abuela en la cocina...¿Te atreverías a recordar cuál fue la primera receta que preparaste?

- M: Como buena francófona, al volver de pasar un mes en casa de mis tíos en Lyon, preparé crêpes. En mi casa, les pareció de lo más raro y yo, desde entonces, no he parado de hacerlos y me encantan.

- ECDM: ¡Que suerte poder experimentar otras cocinas como en casa! ¿Y cómo se te ocurrió el nombre “Thermofan”?

- M: Acababa de comprar la segunda TMX (Thermomix) y, buscando nombres, se me ocurrió lo de fan de... Ahora ya no me gusta mucho, pero como se me conoce por ese nombre, no me vale la pena cambiarlo.

- ECDM: ¡Claro! Ahora ya cualquiera cambia ¿no? ¿Tenías alguna expectativa a la hora de comenzar tu blog y qué ha cambiado desde entonces?

- M: La única expectativa fue demostrarme a mí misma que podía dejar de trabajar en lo mío sin traumatizarme. Estar en diálisis y buscar una salida que me ayudara a entretener el tiempo sin dar clases. Ha cambiado todo. Al poco tiempo, llegó mi trasplante y el blog tiene un sitio modesto entre los muchos que hay en la blogosfera. No necesito más.

- ECDM: Lo cierto es que no debe haber sido fácil pero eres una gran luchadora y por eso te admiro. Y déjame que discrepe...¡tu sitio está bien alto en la blogosfera! ¿Qué destacarías de la experiencia de tener un blog?

- M: Aprender de los demás y compartir lo que sé y voy aprendiendo. Conocer gente virtualmente y comprobar que ha valido la pena.

- ECDM: Es cierto...a mi no deja de sorprenderme la cantidad de gente fantástica que encuentras en la blogosfera...Y dime ¿qué podemos encontrar en tu blog?

- M: Recetas sanas en su mayoría y, a ser posible, con un índice glucémico bajo. Recetas tradicionales valencianas y de familia. Lo que más, panes y mermeladas. Es con lo que más disfruto.

- ECDM: ¡Y yo he aprendido a disfrutar con tus panes! ¿Cuál es ese ingrediente que nunca puede faltar en tu cocina, el ingrediente fetiche? ¿Hay algo que nunca cocinarías?

- M: El aceite de oliva es imprescindible. No puede faltar. El fondant es lo primero que se me ocurre y todo tipo de grasas no saludables.

- ECDM: ¡Cierto! ¡Tienes que cuidar tu alimentación! ¿Cuál dirías que es ese plato que te retrotrae a tu infancia sólo con olerlo o probarlo?

- M: Las natillas de mi tía María. Las llamamos sopà y tengo varias recetas en el blog.

- ECDM: ¡Uf, que ricas! Vamos a chismorrear un ratito...queremos que nos cuentes alguna anécdota divertida que te haya ocurrido en la cocina...

- M: Soy de arriesgarme y lanzarme sin pensar demasiado y eso, en muchas ocasiones, puede llevar al desastre total. Voy a contar la última porque tuvo final feliz y fue divertida. Visité a mi madre. Vive a casi 100 km de mí y siempre que voy le hago un pan. Unas veces son bollos, otras barras, o un pan redondo. Como no tenía tiempo, pensé hornearlo en cazuela y le pregunté si tenía una. La que yo tengo es de hierro fundido y claro, la base es muy gruesa. Ella me sacó una cazuela de las antiguas de porcelana roja. No era muy alta, pero sí que era grande. No lo pensé. Amasé el pan, hice una bola de masa madre rápida, formé la hogaza. Como iba con prisas, no corté a medida el papel de hornear y puse dentro la hoja entera. Como la cazuela no era muy alta, sobresalía el papel por fuera de la tapa. Metí la cazuela en el horno frío y lo puse al máximo. Mi madre tiene la suerte de tener un horno sencillo y antiguo, pero que va mucho mejor que los que compramos ahora. Me senté en el comedor, sin mirar la hora, ni puse ninguna alarma. Nunca me suele pasar, pero estaba en otras cosas y me concentré en ello. Al cabo de un tiempo, mi madre me dijo que olía a quemado. "El pan"- grite. Pensaba que se había quemado, que había sobresalido de la cazuela, pero al abrir el horno, comprobé que sólo se habían quemado las puntas del papel que sobresalían de la cazuela. El pan, ha sido el mejor que le he hecho a mi madre en tiempo y ahora, cada vez que vaya, utilizaré la cazuela. Ya le he dicho, que con derecho a heredarla.

- ECDM: Jajajajajaja, ¡me imagino tu cara! ¡y que suerte tu madre que le cocinas tus maravillosos panes! ¿me adoptas? jajajajaja. Por cierto ¿tienes alguna manía a la hora de cocinar?

- M: No sé si es una manía, pero no me pongo un delantal casi nunca y mira que evitaría mancharme. Ni me acuerdo de que los tengo y siempre han sido regalados. Nunca he comprado uno.

- ECDM: ¡Yo tampoco! ¡Ahí lo tengo colgado de adorno! jajajaja ¿Sigues algún cocinero en especial?

- M: Me gusta Jamie Olivier. Me parece un cocinero divertido y su manera de cocinar me encanta. Creo que le ha influenciado bastante el Mediterráneo. No soy de seguir modas, ni chefs.

- ECDM: ¡Soy superfan de Jamie! Y ¿a qué dedicas tu tiempo cuando no estás blogueando?

- M: Me gusta mucho ir al cine y ver pelis en versión original, siempre que puedo. Salir a caminar, hacer fotos. Viajar, aunque sea cerquita y alguna vez sola. Poca televisión y me falta tiempo para leer. Desde que tengo el blog, he dejado mucho de lado la lectura y es algo que urge que lo solucione.

- ECDM: ¿Por qué decidiste apuntarte al Reto Cocina Regional Italiana en el que participas?

- M: Me gusta la cocina mediterránea y la italiana no es conocida en su amplitud y calidad. En tu reto, aunque no siempre puedo participar, he descubierto muchas recetas interesantes y que me han encantado.

- ECDM: ¡Me alegro! ¡De eso se trata! ¿Qué ha supuesto para ti ser anfitriona del reto?

- M: Me he sentido honrada y espero no haber defraudado en la elección de las recetas. No era sencillo porque no podía leer el texto y me arriesgué. Por primera vez, no te he pedido la traducción. Igual la elección ha sido tan buena que hasta en eso lo he bordado. Ja, ja, es broma.


- ECDM: ¡Claro que lo bordaste! ¡No recibí más que elogios de tu elección! Y por último, ¿cuál de las recetas en las que has participado hasta ahora elegirías como "imperdible"? ¿Por qué?

- M: Mira, tengo una receta que ha sido fetiche. Es el pollo con funghi e patate. A partir de la salsa del pollo, elaboré una salsa envasada, es decir una conserva a la que llamé, salsa de tomate a la Basilicata y después, unas albóndigas de bonito que tomamos con esa salsa. Tres recetas publicadas en el blog. No está mal, ¿verdad? Con las recetas dulces lo llevo peor porque, según los ingredientes, participar es más complicado.

Vaya...¡eso se llama aprovechar al máximo una receta! Ha sido un placer haberte tenido como anfitriona y tenerte cada mes como participante de la cual siempre aprendo. ¡Un besito!

10 julio 2016

PASTEL VASCO #TSViajero

No se a vosotr@s pero a mi los meses se me pasan volando...Todavía no hemos salido de un reto TS cuando nuestras amigas de La Cocina Typical Spanish nos proponen uno nuevo y este mes va de viajar y, como siempre, volvemos con el #TSViajero.

La buena noticia es que el destino de nuestro viaje va a ser nacional, o sea, que nos toca cocinar un plato típico de cualquier región española pero eso sí, tiene que ser distinta de nuestra Comunidad Autónoma de residencia. ¡Chupao! ¡Ahora vivo en Holanda! ¡Pues no! Para los que vivimos fuera tiene que ser distinta de nuestra Comunidad Autónoma de origen.

En mi caso, aunque soy nacida en Holanda, me he criado en Andalucía así que me puse a pensar y decidí irme a la otra punta del país, concretamente, a una zona que me encanta que es Euskadi. Los paisajes son magníficos, la gente amigos para toda la vida y la comida es, sencillamente, un punto y aparte. ¡No hay miserias! ¡Si hay que comer se come a lo grande! #ahivalaostia.

En esta ocasión quería hacer un plato dulce porque haciendo recuento, de las 22 recetas TS en las que he participado sólo 3 han sido dulces así que ya tocaba ¿no? Y mira tu por donde cayó en mis manos un vídeo superdivertido (¡no os lo perdáis!) de una receta que me encanta, el pastel vasco de Koldo Royo. ¡Manos a la obra!


Ingredientes para la masa: 3 huevos; 240 g azúcar; 200 g mantequilla; 270 g harina; 10 g levadura Royal; 1 chorrito vodka polaco; 1 chorrito zumo de naranja; crema pastelera; 12 pasas sin hueso.

Ingredientes para la crema pastelera: 500 ml leche; 125 g azúcar; 1 huevo; 4 yemas huevo; 50 g maicena; 1 rama canela; 1 corteza limón; 1 corteza naranja; esencia vainilla.

Preparación: Empezamos preparando la crema pastelera para que pueda enfriarse. Poner en una cacerola la leche a calentar con la canela, la corteza de limón, la de naranja y la vainilla. En cuanto haya dado un hervor retirar del fuego y colar.

Mezclar las yemas con el huevo, el azúcar y la maicena. Agregar poco a poco y removiendo un cucharón de la leche que hemos calentado. Cuando esté incorporada, seguir añadiendo poco a poco y sin dejar de mover el resto de leche caliente.

Poner toda la mezcla de nuevo en la cacerola a fuego muy bajo y removiendo constantemente hasta que empiece a hervir. Sin dejar de remover, dejar que hierva unos minutos. Separar del fuego la crema, tapar (para que no se forme costra) y mover de vez en cuando hasta que enfríe. 

Mientras, comenzamos con el pastel. Derretir la mantequilla en el microondas (ciclos de 30 segundos). En un bol batir los huevos, incorporar la mantequilla derretida y mezclar bien. Añadir la levadura y seguir mezclando para que no se formen grumos.

Añadir poco a poco la harina, sin parar de remover, hasta conseguir una masa. Incorporar el azúcar y continuar mezclando. Finalmente añadir el vodka y el zumo de naranja y remover. Dejar reposar durante 30 minutos.

Introducir la masa en una manga pastelera y cubrir la base y los bordes de un molde con ella. Echar la crema pastelera en el centro y las pasas. Cubrir con más masa y hornear a 180 ºC durante 40 minutos. Desmoldar y dejar enfríar. ¡Es de una textura y un sabor inigualable! ¡Me encantaaaaaaaaaa! Por cierto...con la crema pastelera que os sobra podéis preparar ¡unos riquísimos Miguelitos de la Roda!


Pues con esta receta, que os recomiendo encarecidamente que probéis, participo en la iniciativa #TSViajero que, además, este mes viene con sorpresa y sorteo ¡yupiiiiiiiiiiiiiiiii!

Esta entrada me ha hecho recordar con mucho cariño el primer viaje que hicimos mi Danny y yo para visitar Euskadi, con un grupo de amigos, allá por 2008. ¡Que bien lo pasamos! ¡Que gran grupo! A todos ellos - Alaitz, Aritz, Juli, Laia, Ala y Augustin - va dedicada esta entrada. ¡Por que habría que repetirlo!


07 julio 2016

HUMMUS DE PERA CON TOSTADITAS DE PASAS Y ESPECIAS #lacajitabohio

¡Buenos días! Hoy estoy superemocionada por participar en el concurso que mis amigas de La cajita de Nieves y Elena han organizado. Soy fan de Pepe Rodríguez, le he seguido en todas las ediciones de Masterchef porque no sólo me parece cercano y divertido sino que me gusta mucho su cocina tradicional (siempre con el toque de vanguardia, claro).

Así que cuando Nieves y Elena propusieron el Concurso una comida en "El Bohío" no me lo pensé dos veces. ¡Creo que no hay nada que me hiciera más ilusión que degustar el menú del restaurante de Pepe en compañía de mi Danny! ¡Vamos! ¡Que me viajaría desde Holanda si lo gano y me quedaría más a gusto que un arbusto! Se que lo tengo muy difícil porque el nivel de las participantes es altísimo pero quién no arriesga no gana ¿no? ¡Pues vamos a por ello!

Lo primero que había que hacer era elegir una de las recetas de la cajita...¡como si eso fuera fácil! Sigo a Nieves y Elena desde hace bastante, tengo una lista interminable de sus recetas para preparar en mi lista de "pendientes" así que le he dado muchas vueltas antes de decidirme. Quería hacer algo sencillo pero resultón y que no me llevara demasiado tiempo ya que últimamente dispongo de bastante poco. Y entonces decidí juntar dos de sus recetas y preparar este riquísimo aperitivo basado en su hummus de cilantro y pera acompañado de unas tortitas de pan de aceituna y pasas al curry.

Queridas amigas...resulta del todo imposible poner el título completo en la entrada (¡era enorme!) así que me perdonáis si lo he acortado para adaptarlo a una carta como la de "El Bohío"...porque esa era la segunda premisa, preparar la receta como lo harían en el mismísimo restaurante de Pepe y Diego Rodríguez. ¡Espero haberlo conseguido!

De las recetas originales he respetado casi el 98%...sólo he quitado algún ingrediente (aquí las aceitunas son casi siempre aliñadas y no me gustaba el sabor que aportaban) y añadido algún toque personal de especias que, en mi cocina, siempre están presentes. ¡A ver si os gusta chicas!


Ingredientes para el hummus: 300 g garbanzos cocidos; 1 pera grande; 1 cebolla pequeña; 3 cucharadas semillas de sésamo; 2 cucharadas cilantro fresco picado; 50 ml AOVE; 1 diente ajo; sal; zumo 1/2 limón; 1 cucharadita pimentón picante.

Ingredientes para el pan: 200 g harina; 100 ml agua; 7 g levadura seca de panadería; 2 cucharadas AOVE; 1 cucharada pasitas; 1 cucharadita comino molido; 1 cucharadita cilantro molido; 1 cucharadita curry; sal.

Preparación: Empezamos preparando el hummus. En caso de utilizar garbanzos frescos como yo (que me los traigo de la variedad blancos lechosos jejejeje) ponerlos a remojar la noche anterior. Retirar el agua y cocinar los garbanzos con agua fresca en la olla a presión durante 20 minutos a nivel II. Colar y reservar.

Tostar las semillas de sésamo en una sartén sin aceite durante unos minutos. Triturarlas con el aceite con ayuda de la batidora para preparar el "tahini". Pelar la pera, eliminar las semillas y cortar en dados. Pelar y picar la cebolla.

En el vaso de la batidora poner los garbanzos junto con la pera, la cebolla, el cilantro fresco picado, el tahini, el diente de ajo pelado y picado, una pizca de sal, el zumo de limón y el pimentón picante. Triturar bien hasta obtener una pasta-crema homogénea. Reservar en la nevera.

Ahora comenzamos a preparar el pan para acompañar el hummus. Triturar en el robot las pasitas junto con el comino y el cilantro molidos y reservar. ¡La pareja comino-cilantro es una de mis incondicionales!

En un bol colocar la harina y mezclar bien con la levadura seca, una pizca de sal y el triturado de pasitas y especias. Añadir el aceite y el agua y comenzar a amasar con las manos hasta obtener una masa lisa y homogénea que no se pega a las manos. Dejar en el bol y tapar para que repose unos 15 minutos.

Estirar la masa con el rodillo bien fina y cortar el pan en la forma que se desee, en mi caso, redonditos y rizados, con un corta pastas. Colocar la masa cortada en la bandeja del horno forrada con papel y hornear a 180 ºC durante 10 minutos (deben quedar doraditos). Sacar del horno y espolvorear con el curry.

Para una persona servimos el hummus sobre el pan, espolvoreamos por encima con pimentón picante, regamos con unas gotas de aceite perfumado con romero y tomillo y decoramos con semillas de sésamo.


Espero que a Pepe y Diego, los jurados de este concurso, les guste tanto como a mi cocinarla y degustarla. ¡A ver si hay suerte!


04 julio 2016

GIARDINIERA DOLCE - RETO DULCE CRI: LIGURIA

Tal y como os comenté ayer, para la propuesta dulce del Reto Cocina Regional Italiana 2.0 (siiiiiiiii, hoy es día 4) me decidí por una tarta dulce de frutas, que admite más de una variante si aprovechamos las frutas de temporada.

Como ayer, la masa también me ha dado algunos problemas, resueltos finalmente añadiendo más harina de la que pone en la receta original. ¿El resultado? Una tarta riquísima que no desmerece ninguna de las que podáis comprar en una pastelería. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes para la masa: 450 g harina; 1 yema huevo; 100 g azúcar; 1 vasito vino blanco Verdejo; 225 mantequilla.

Ingredientes para el relleno: 1 kg fruta fresca (melocotones, uvas rojas, manzana, cerezas); un chupito Licor 43; 100 g fruta confitada variada.

Preparación: Empezamos preparando el relleno de fruta. Podéis elegir la de temporada que más os guste, Yo he aprovechado la que tenía en casa: una manzana, 4 melocotones, unas cerezas y unas uvas sin peptitas que tengo la suerte de poder conseguir aquí.

En una cacerola poner toda la fruta pelada y cortada en trocitos. Cocinar a fuego muy bajo removiendo de tanto en tanto. Cuando lleve al menos 20 minutos añadir el chupito de licor y la fruta confitada picada. Continuar cocinando durante 10 minutos más. Apagar el fuego y dejar enfríar.

Mientras se cocina la fruta preparamos la masa. En un bol poner la harina, el azúcar, la yema de huevo, el vino y la mantequilla blandita y comenzar a amasar. Con la cantidad de harina que pone la receta (300 g) la masa queda muy líquida así que yo he ido añadiendo más harina (150 g más) hasta obtener una masa suave y elástica que parece que se te va a pegar en la mesa pero que se estira perfectamente. Envolver en papel film y dejar en la nevera durante 30 minutos.

Estirar 2/3 de la masa para poner en el fondo del molde (ligeramente engrasado) cubriendo también las paredes. Pinchar la base con un tenedor. Añadir la fruta (colando el líquido y reservándolo) y repartir bien por toda la tarta. Estirar el resto de la masa y tapar el relleno, sellando bien los bordes. Pinchar también la masa de arriba.

Hornear durante 40 minutos (arriba y abajo con ventilador) a 180 ºC. Dejar enfríar. Yo la he servido añadiendo un poco del jugo de cocción de la fruta por encima. ¡Delicioso!


La torta giardiniera dolce es una receta muy famosa en Liguria, la región que visitamos este mes y cuya capital es Genova. Está hecha con dos discos de pasta rellenos de mezclas de frutas y la receta original incorpora vino blanco en la masa, así como la fruta confitada. El resultado es un pastel campesino delicioso y auténtica, hecho con la fruta que se tiene disponible.


Salvo el tema de la harina, yo he seguido la receta original tal cual aparece en el libro:



Y ahora vamos con las interpretaciones de mis queridas participantes a las que agradezco siempre su fidelidad. ¡GRACIAS!

Nieves, desde La cajita de Nieves y Elena, ha preparado esta delicia que, dice, es una opción refrescante que le ha encantado ¡me alegro!

Maribel, desde Sweet blessings, vuelve al reto (¡que alegría!) con esta tarta deliciosísima que a sus peques les ha encantado ¡bieeeeen!

Natalia, desde Poesía Culinaria - Paladares sabores de nati, nos regala esta tarta rústico que le encantó, con frutas deliciosas, aromas y sabores maravillosos...¡pura poesía ella!

Arancha, desde El baul de las delicias, ha preparado su giardiniera con cabello de ángel, paraguayas y manzana ¡casi nada!

Y finalmente Rosi, desde Mi mundo pinkcake, nos prepara esta maravilla de receta y dice que ricaaaaaaaa jajajajaja

Pues hasta aquí hemos llegado porque el reto se va a descansar hasta septiembre, en que tendremos una nueva anfitriona de lujo para nuestra propuesta número 25. ¡Feliz verano! ¡Volvemos el 4 de septiembre!

03 julio 2016

ERBAZZONE - RETO SALADO CRI: EMILIA-ROMAGNA

Día 3 y ya estamos de nuevo aquí con la propuesta salada del Reto Cocina Regional Italiana 2.0. ¡Cómo se pasan los meses! Vamos ya por el reto número 24 y este mes me tocaba a mi elegir las recetas así que me decanté por dos tartas, una dulce y una salada.

En particular, la que os traigo hoy, es una de esas recetas que me enamoró cuando vivía en Italia...me apetecía mucho recordar su sabor y compartir la experiencia con mis compañeras de reto porque estaba segura de que nunca la habían probado. ¡Creo que a todas les ha encantado!


La masa de la receta original lleva manteca de cerdo que le da un sabor especial pero en Holanda es imposible encontrarla así que yo he utilizado mantequilla. El otro ingrediente que he modificado es el tocino en el relleno, más que nada porque no me gusta, y lo he sustituido por panceta. Os advierto que me ha costado lo mío pero al final creo que lo he resuelto decentemente...

Ingredientes para la masa: 400 g harina 00; 30 g aceite; 200 g agua; 1 cucharadita sal.

Ingredientes para el relleno: 900 g espinacas; 2 chalotas; 60 g panceta; 1 diente ajo; 1 cucharada perejil picado; 60 g pan rallado; 140 g queso parmesano rallado; 4 huevos; sal; pimienta; nuez moscada.

Preparación: Empezamos preparando el relleno. Lavar las espinacas y cocinar en agua con sal durante 5 minutos. Eliminar bien el agua (yo uso un escurridor de ensaladas) y picar.

En una sartén sofreír las chalotas peladas y picadas junto con la panceta picada y el ajo picado. Condimentar con el perejil picado. Añadir el picado de espinacas y rehogar durante unos minutos.

Pasar todo a un bol. Añadir los huevos batidos, el pan rallado, el queso parmesano y salpimentar al gusto. Añadir una pizca de nuez moscada y mezlar bien todo el relleno. Dejar enfriar.

Para la masa empecé usando la que viene en la receta original aunque al doble de cantidades porque me parecía poca cantidad (200 g harina; 140 g mantequilla; 8 cucharaditas leche.). En un bol poner la harina y la mantequilla y trabajar con las manos añadiendo muy poco a poco la leche tibia hasta obtener una masa lisa. Al llevar tanta mantequilla la masa se pega a las manos asi que hay que trabajar rápido y lo mínimo para que las manos calientes no fundan la mantequilla. Cubrir la masa con papel film y dejar reposar en la nevera 1 hora.

Esta masa es imposible de estirar con el rodillo (hace demasiado calor) así que tuve que cubrir el fondo de un molde engrasado con la mitad de la masa extendiendo con los dedos. Colocar encima la mitad del relleno repartiendo bien (no hacer una capa más alta de unos 3 cm). Cubrir con la segunda lámina de masa y hacer algunos agujeros con un tenedor. Para esta parte yo la he extendido con lo dedos sobre un papel film y la he dejado en la nevera 1 hora para poder despegarla y colocarla encima. La verdad es que no quedó nada bien pero, como soy de la idea de que los fracasos también ayudan, yo os enseño el resultado jejejeje.


Como no me convencía la masa, rebusqué en giallo zafferano y encontré una me gustaba más y que si se puede estirar con el rodillo. En un bol colocamos la harina con la sal y mezclamos. Añadir el aceite y el agua y amasar con las manos hasta obtener una masa lisa y nada pegajosa. Dejar reposar una media hora.

Estirar la mitad de la masa con el rodillo y cubrir el fondo de un molde engrasado. Poner encima el resto del relleno y cubrir con la segunda mitad de masa estirada. Pinzar los bordes para que quede bien sellado y hacer agujeros con un tenedor a toda la parte superior. ¡Ahora si!


Hornear a 180 ºC durante 35 minutos, el tiempo necesario para que se ponga dorada por encima. Servir caliente o fría cortada en cuadrados. ¡Buenísima!



El erbazzone es, pues, una tarta salada típica de la región de Emilia-Romagna, cuya capital es Bologna. Es un plato muy sencillo que preparaban los campesinos humildes con las "hierbas" de temporada - de ahí el nombre - pero en general con acelgas y espinacas. A mi me encantaba el que preparaba mi amiga Rossana, reggiana ella, con la receta de su casa...¡que recuerdos!


Os dejo aqui la receta original tal cual viene en el libro, que ya avisa de las diferentes variantes posibles...


Y ahora vamos ya con mis queridas participantes y sus correspondientes versiones ¡Gracias!

 Cristina, desde Cuinem?, ha preparado su versión sin grasa animal que salió muy buena e ideal para el tupper del trabajo ¡genial!

 Mi prima Mar, de vuelta al reto, ha cocinado su versión con panceta y cebolla y dice que está buenísima ¡me lo creo!

 Isabel, desde Sabor, aroma y color, tuvo algunos problemillas con la receta pero los ha solucionado de lujo y nos ha preparado una tarta ideal

Josefina, desde Josefina en Italia, nos trae esta versión que dan ganas ya de comerse ¿a que si?

Natalia, desde Poesía Culinaria - Paladares sabores de nati, me dice que la receta la ha fascinado y eso que es su primer pie salado de verduras ¡un gran descubrimiento!


Y finalmente Rosi, desde Mi mundo pinkcake, dice que la torta está buenísima y que se parece a la pasqualina (pero sin huevo jejeje)


Pues hasta aquí hemos llegado porque el reto se va a descansar hasta septiembre, en que tendremos una nueva anfitriona de lujo para nuestra propuesta número 25. ¡Feliz verano! ¡Volvemos el 3 de septiembre!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...