English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

25 septiembre 2016

MERMELADA DE PIMIENTO ROJO - RETO #ASALTABLOGS

Confieso que estoy emocionada...Después de tanto tiempo intentándolo...¡¡¡al fin estoy en el reto de los Asaltablogs!!! ¡Yupiiiiii! Cuando Marga, de Azafranes y Canelas, me dijo que (¡por fin!) formaba parte de la panda de "mangantes" más famosos de la blogosfera ¡casi no me lo podía creer!

Para quién aún no conozca la mecánica, cada mes se elige, mediante sorteo, un blog entre los participantes (¡más de 100!), y el agraciado (el blog asaltado) se pasa el mes viendo como el resto de blogs asaltantes "manga" de su cocina todas sus reservas. Una vez decidida la receta que nos llevamos, la cocinamos a nuestra manera y, al final de cada mes, se hace una publicación masiva del resultado de dicho asalto.

¡Y llegó el día! ¡Y hoy me estreno! El blog asaltado de este mes era el de Mabel, Mabel´s Kitchen, que no podéis dejar de visitar porque tiene mil y una delicias, todas ellas sencillas y sabrosas...¡qué difícil elegir una!

En mi caso ha coincidido que estaba haciendo el Curso de Conservas, Encurtidos, Mermeladas y Escabeche de la Escuela de Cocina Las Hermanas, que gané hace unos meses en el 3º Concurso de El baul de las Delicias. Y dando vueltas por la despensa de Mabel me encontré de narices con su confitura de pimientos...¡y allá que me la robé! ¡me venía al pelo para practicar!


Tengo que decirte, Mabel, que es tan rica como fácil, que tiene un color rojo espectacular y que untada en una tostadita de paté es algo sencillamente sublime. ¡Estoy encantada de mi elección! ¡Gracias por la receta!

Ingredientes: 3 pimientos rojos (unos 300 g una vez cocidos); 60 g azúcar; 25 g vinagre.

Preparación: Lavar los pimientos, quitarles las semillas y las hebras blancas interiores y cortarlos en tiras (en crudo son unos 600 g). Poner en un recipiente apto para microondas y cocinar a 700W durante 25 minutos, en tandas de 5 minutos, removiendo cada vez. ¿Por qué? Porque ya os digo que la última vez que lo hice todo de un tirón el pimiento se deshidrató por completo y apareció un carboncillo...¡yo ya he avisado!

Triturar los pimientos cocidos con la batidora, poner en un cazo y añadir el azúcar y el vinagre. Remover bien y cocinar a fuego lento hasta que pierda todo el líquido y quede una consistencia de mermelada.

Mientras se va haciendo la mermelada ponemos una olla profunda con agua y colocamos un paño de cocina en el fondo. Ponemos los tarros que vayamos a esterilizar junto con las tapaderas. Hervimos durante 10-15 minutos y, con unas pinzas, sacamos los tarros y los ponemos boca abajo sobre un paño limpio y también las tapaderas. Dejamos entibiar.

Cuando la mermelada esté lista la ponemos caliente directamente en el tarro, cerramos bien fuerte la tapadera y lo colocamos boca abajo hasta que esté frío. Así crearemos el vacío para que la mermelada se conserve. No olvideís etiquetarla. La mía la puse en la nevera y no ha durado mucho la verdad, jajajajaja.



Pues con esta receta tan rica participo en el 4º Reto Asaltablogs y ahora me voy corriendo a ver el resto de asaltadores. ¡Hasta el próximo mes!


22 septiembre 2016

BOTIFARRA AMB MONGETES

Estrenamos el comienzo del otoño con una receta muy de la tierra donde vivía hasta hace 2 años y que, personalmente, me encanta.


Antes de marcharme de Cataluña, mis colegas de trabajo y compañeras de muchas viscisitudes - Anna, Margarida, Marian y Dolors - me regalaron un libro de cocina catalana muy particular, escrito por Colman Andrews en inglés pero con mucha mezcla de catalán. Un libro de recetas tradicionales de la cocina catalana contadas con gran sentido del humor.


Entre las muchas y sabrosas recetas hay una que es un clásico y que he comido muchas veces mientras vivía en Tarragona, la famosa "botifarra amb mongetes" con su toque de alioli, fácil de preparar si se tienen los ingredientes adecuados. Y diréis...¿en Holanda encuentras todo? ¡Pues si amig@s, si!

Resulta que he descubierto una salchicha en el supermercado cercano a casa cuyo sabor es casi idéntico al de la butifarra que compraba en Tarragona. Y en cuanto a las famosas alubias, lo más parecido a las originales que he encontrado han sido unas pequeñitas que se venden en el gran mercado oriental al que voy a por especias y que se cocinan en un santiamén.

Ingredientes: 2 tomates; 1 cebolla; 2 dientes ajo; perejil fresco; 300 g alubias secas;  aceite; sal; pimienta; butifarra (al gusto).

Preparación: Dejar en remojo las alubias la noche anterior en agua. Tirar ese agua y poner a cocer en agua fría las alubias durante 30 minutos (probar que estén tiernas). Colar y reservar.

Preparar un sofregit (sofrito). Cortar los tomates pelados en daditos, la cebolla pelada en daditos y el ajo pelado y bien picado. En una sartén poner unas cucharadas de aceite y sofreir todo a fuego suave durante 10-15 minutos. Añadir el perejil picado y mezclar. Añadir las alubias escurridas, salpimentar al gusto y darle unas vueltas para integrar todos los ingredientes. Reservar caliente.

Pinchar la butifarra con un tenedor y sofreír en una plancha con muy poco aceite a fuego lento hasta que estén hechas por todos lados.

Preparar una mayonesa de ajo con 1 huevo, 1 diente de ajo grande, una cucharada de zumo de limón, 1 cucharada de vinagre, una pizca de sal, una pizca de azúcar y un vasito de aceite de oliva.

Servir la butifarra acompañada de la mayonesa de ajo y de las alubias. ¡mmmmmmmmmmm!


Os dejo con una foto de nuestra última fideuá juntas en la playa para despedirnos. ¡Os hecho de menos chicas!


18 septiembre 2016

LOEMPIAS VIETNAMITAS #CocinasdelMundoVietnam

Tercer domingo de mes y, todavía con la resaca de las vacaciones, me vuelvo a ir de viaje a la otra punta del mundo. Porque Concha, de Cocina y aficiones, nos convoca de nuevo al Reto Cocinas del Mundo y nos ha sacado billete directo ¡a Vietnam!. No conozco el país y menos su gastronomía pero, viviendo en Holanda, tenía claro cúal era la receta que quería preparar.


Veréis...aquí están muy extendidos los famosos y tan de moda "food trucks" o puestos de comida callejera, pero si hay uno que no falta y que se puede encontrar en cualquier aglomeración de día de mercado es el de Vietnamama, un negocio familiar cuyas recetas vietnamitas son todas de la madre y la abuela del propietario, Dung Tran.


Si llegáis a leer el cartel de la pizarra podréis ver que la especialidad son los loempias vietnamitas (más conocidos en España como rollitos de primavera) de su abuela, una delicia que se suele acompañar con salsa agridulce picante y que a mi, personalmente, me apasionan.

Así que, aún sin la receta original de la abuelita, me he tirado a la piscina y os he preparado mis loempias (se pronuncia "lumpias") con dos tipos de relleno, de carne y vegetariano. ¡Para chuparse los dedos!

Ingredientes para los loempias: 20 bases de masa para loempia; 1 clara huevo batida; aceite para freír.

Ingredientes para el relleno de carne: 300 g carne picada; 2 cebolletas; 1 chile rojo; 1 cucharadita ajo molido; 100 g brotes de soja; 1 cucharada miel; sal; pimienta.

Ingredientes para el relleno de verduras: 1 zanahoria; 1 puerro; 100 g brotes de soja; 2 ramitas cilantro; 2 ramitas hierbabuena; 100 g fideos de arroz (tipo mie); sal; pimienta.

Preparación: Empezamos preparando el relleno de carne. Picar la cebolleta y el pimiento rojo en pequeños aros. Escaldar los brotes de soja naturales durante 1 minuto en agua hirviendo con sal. Calentar un poco de aceite en una sartén y freír brevemente la carne. Añadir la cebolleta, el pimiento y el ajo y rehogar durante 5 minutos. Mezclar con los brotes de soja, la miel y salpimentar al gusto. Dejar enfríar.

Para el relleno de verduras cortar la zanahoria en tiras finas. Lavar el puerro, usar tambien un poco del verde y cortar en medios aros finos. Poner los fideos de arroz a remojar en agua caliente durante 5 minutos (deben quedar sueltos), escurrir y reservar.

Poner una sartén wok con un poco de agua con sal a hervir. Cocinar los puerros unos 20 segundos y retirar de la sartén. A continuación, cocinar la zanahoria en la sartén durante aproximadamente 1 minuto y sacarla. Escurrir bien las verduras y mezclar con los brotes de soja. Picar el cilantro y la hierbabuena finamente y mezclar con las verduras. Agregar los fideos y sazonar al gusto con sal y pimienta.

Batir la clara de huevo. Poner en cada envoltorio dos cucharadas de relleno, doblar como un sobre (ver fotos), pintar los extremos con clara de huevo y sellar.


Freír los loempias en abundante aceite caliente hasta que estén dorados. Servirlos con salsa de chile dulce picante.


Pues con esta receta participo en el Reto Cocinas del Mundo - Vietnam y a ver que nos traen el resto de participantes. ¡Hasta el próximo destino!


14 septiembre 2016

TORTA ANTICA - RETO DULCE CRI: LAZIO

Tal y como ya os expliqué ayer hoy toca Reto Cocina Regional Italiana en su versión dulce. Os recuerdo que este mes tenemos como anfitrionas de lujo al tandem Nieves-Elena, de La cajita de nieves y elena, que, por primera vez, han querido participar al completo. Si ayer eligió la receta salada Nieves, habitual en el reto, hoy le toca el turno a Elena, a la que su compañera lió para que participara y que se ha decidido por una receta muy muy tradicional. Luego os sigo contando...


Ingredientes: 470 g harina; 5 huevos; 135 g azucar; 50 g levadura fresca; 20 g mantequilla; 30 g fruta confitada; 10 cerezas; canela.

Preparación: Disolver la levadura en 3 cucharadas de agua tibia. En un bol colocar 80 g de harina tamizada y poner en el centro la levadura. Amasar bien añadiendo, si es necesario, cucharadas de agua tibia. Amasar unos 10 minutos hasta obtener una masa lisa y blanda que dejaremos levar 30 min en un bol enharinado y cubierto con un paño en un lugar templado (yo lo he puesto en el horno apagado y con la luz puesta).

Retomar la masa, trabajar unos minutos, añadir 100 g de harina tamizada y un poco de agua y amasar de nuevo hasta obtener de nuevo una masa lisa y blanda. Dejar reposar de nuevo durante 30 minutos.

Finalmente en el bol de la procesadora poner el resto de la harina tamizada (290 g), mezclar con el azúcar y poner la bola de masa en el centro. Añadir 4 huevos batidos con una pizca de sal y accionar la pala de amasar. Disolver la mantequilla, añadir a la masa junto con una pizca de canela y continuar amasando. La masa es muy elástica y se pega a las manos.

Añadir la fruta confitada y mezclar bien. Engrasar un molde de bordes altos y echar la masa repartiendo con la espátula por todo el molde. Cubrir con un paño y dejar levar en un sitio tibio hasta que doble el volumen. Pintar la parte superior con la yema de huevo restante y decorar con las cerezas (yo he usado frescas).


Hornear a 180 ºC durante 30 minutos. Para evitar que se dore demasiado por arriba cubrir con un papel de aluminio cuando lleve 10 minutos. Desmoldar y enfríar. La consistencia de este pastel está a mitad de camino entre un bizcocho y un pan dulce. ¡Muy rico para mojar en chocolate!


La receta que os proponemos hoy es una de esas tartas tradicionales hechas despacito y con mucho mimo y que es típica de la región de Lazio, cuya capital es la archiconocida Roma, maravillosa capital europea que no hay que dejar de visitar y patear.


En esta ocasión he respetado casi al pie de la letra la receta original, salvo por la fruta confitada. Os la dejo como siempre:


Y ahora vamos con nuestras participantes, encabezadas por nuestra anfitriona a la que le faltó tiempo jajajajaja.

Elena, desde La cajita de nieves y elena, ha preparado esta delicia (con más o menos contratiempos) de la que dieron buena cuenta sus hijos ¡oleeeeeeee!


Mi prima Mar ha conseguido encontrar todo tras la mudanza para prepararnos esta deliciosa versión con mermelada de frutos rojos ¡bienvenida de vuelta!


Marisa, desde Thermofan, nos trae su versión final a pesar de todos los contratiempos porque...¡para eso es un reto! ¡brava!


Y finalmente Rosi, desde Mi mundo pinkcake, nos trae esta delicia que le ha encantado...¡no me extraña!


Veréis...a raíz de la conversación con nuestra querida Marisa y del "poco uso" que le damos muchas a los delantales, se me ocurrió proponer a las participantes que se dejaran retratar con sus delantales favoritos ¡reto aceptado! Así que vamos a cerrar la entrada de este mes de una manera especial, como se merece esta edición. ¿A que estamos monísimas? ¡Gracias a todas! ¡Volvemos el próximo mes como siempre!


13 septiembre 2016

AGNELLO IN SALSA DI ACCIUGHE - RETO SALADO CRI: LAZIO

No...no se me ha ido la pinza...Hoy publicamos la propuesta salada de nuestro Reto Cocina Regional Italiana 2.0 por una razón muy sencilla. Normalmente toca publicar el día 3 pero este mes cumplimos el reto número XXV y, con las vacaciones veraniegas por medio, no queríamos que nadie se quedara sin participar.

Porque, además, este mes contamos como anfitrionas de lujo con el tandem Nieves-Elena, de La cajita de nieves y elena, que, por primera vez, han querido participar al completo. Y es que nuestra querida Nieves, participante habitual del reto, ha conseguido liar a la otra mitad de la cajita y se han distribuido el trabajo y el reto. La propuesta salada de este mes le ha tocado a ella, que decidió probar una carne con una salsa muy particular. ¡Y menudo acierto!

La receta no puede ser más sencilla pero, a la vez, espectacularmente deliciosa. ¡No dejéis de probarla! Yo la he adaptado a las cantidades de casa, que somos dos y le he añadido el toque de hierbas porque me encantan. 

Ingredientes: 300 g cordero (en dados); 2 dientes ajo; 4 anchoas; 4 cucharadas aceite; 3 cucharadas vinagre; romero; tomillo; sal; pimienta.

Preparación: Le pedí al carnicero que me cortara el cordero en trocitos. Lo lavamos bien y secamos con papel de cocina. Salpimentamos al gusto.

En una sartén poner el aceite a calentar y sofreír un diente de ajo pelado hasta que empiece a dorar. Lo retiramos y en el mismo aceite sofreimos la carne a fuego medio. Cuando esté sellada bajamos el fuego al mínimo, añadimos una pizca de romero y de tomillo y cocinamos tapado durante 45 minutos para que la carne se haga en su propio jugo.

En un mortero majamos el otro diente de ajo pelado junto con las anchoas. Desleimos la pasta con el vinagre y lo añadimos a la carne cuando haya pasado el tiempo de cocción.

Remover todo bien y cocinar a fuego suave hasta que el vinagre se evapore. ¡A estas alturas la carne huele ya de maravilla! Yo lo he acompañado de unas patatas pequeñitas cocidas y dadas una vuelta en la sartén. ¡Os aseguro que la carne se deshace en la boca! ¡Riquísima!


Este cordero en salsa de anchoas es un plato típico de la región de Lazio, cuya capital es la archiconocida Roma, maravillosa capital europea que no hay que dejar de visitar y patear.


Os dejo como siempre la receta original de la que he respetado todo...salvo las hierbas :-)


Y ahora vamos con nuestras participantes que son la salsa de este reto. ¡Gracias!

Nuestra anfitriona Nieves, desde La cajita de Nieves y Elena, nos trae esta delicia, que ha resultado más rica de lo que imaginaba a la par que sencillisima... ¡coincido!

Rosi, desde Mi mundo pinkcake, nos trae su versión, estupenda como siempre, que dice le ha encantado ¡menudo éxito!


Alicia, desde Pan, uvas y queso, nos ha preparado su versión en pieza única que tiene una pinta estupenda!


Josefina, desde Josefina en Italia, también le ha puesto un toque de romero que le va fenomenal...¡menuda pinta!


Y finalmente Natalia, desde Poesia culinaria-Paladares sabores de Nati, nos presenta su versión de este - según ella - cordero memorable con sabores deliciosos

Veréis...a raíz de la conversación con nuestra querida Marisa y del "poco uso" que le damos muchas a los delantales, se me ocurrió proponer a las participantes que se dejaran retratar con sus delantales favoritos así que vamos a cerrar la entrada de este mes de una manera especial, como se merece esta edición. ¿A que estamos monísimas? ¡Gracias a todas! ¡Os espero mañana para el dulce!


10 septiembre 2016

GUISILLO #lavueltaalcoleTS

Hoy...simplemente no estoy. Porque hoy que sale publicada esta entrada, como cada día 10 de mes, yo estaré disfrutando de mi penúltimo día de vacaciones en Italia jejejejeje. Pero no podía faltar a la cita con mis amigas de La Cocina Typical Spanish...aunque tengo que reconocer que me ha costado encontrar la receta...

Veréis...la iniciativa de este mes consistía en fijarnos en la comida de los más pequeños de la casa. Nos pedían uno de esos platos tradicionales españoles que tanto gustan a los niños, las recetas preferidas de los peques, los platos que más les gustan a nuestros hijos, a nuestros sobrinos o el que más nos gustaba de pequeños y que siempre nos preparaba nuestra madre o nuestra abuela...

Aprovechando que no tengo niños y que mi sobrina estaba pasando unos días de vacaciones en casa le pregunté qué era lo que más le gustaba...¡la sopa de fideos! - me dijo...ejem...¿cómo voy a publicar una sopa de fideos? ¡no puede ser!...A ver Greta...¿alguna cosa más que te guste mucho? ¡si tita! ¡el arroz con tomate!...O_o ¡y las lentejas! (¡horror! ¡ya las tengo publicadas!)...No importa cariño, ya se me ocurrirá algo...

Sudores...y cambio de estrategia pero nada de lo que me gustaba a mi de pequeña estaba sin publicar...¡aaaaaagggggggggggg! y de pronto...releyendo...me vino a la cabeza uno de esos platos que mi abuela siempre hacía los días de frío, que mi tía (su hija) también hacía y que mi prima y yo hemos heredado al pasar de las generaciones...¡el guisillo (de) patatas con carne! Y lo pongo entre paréntesis porque mi abuela siempre decía que hoy hay "guisillopatatasconcarne".

Es un plato típico de la cocina de Almería, donde me crié, y que en cada casa se prepara siguiendo la receta familiar así que yo os traigo la nuestra, incluyendo los clavos que tanto mi prima como yo siempre quitábamos jejejejeje.

Ingredientes: 450 g ternera para guiso; 1 cebolla; 1 pimiento rojo; 1 tomate; 1,5 zanahorias grandes; 3 patatas medianas; aceite; 1 vasito vino blanco; 1 hoja laurel; 3 clavos; azafrán; sal; pimienta; 1 dado caldo.

Preparación: Pelar la cebolla y cortar en trocitos. Limpiar el pimiento de semillas y cortar en trocitos. Raspar la zanahoria y cortar en rodajas finas. Pelar el tomate y trocear.

En una olla se pone una base de aceite, lo suficiente para cubrir mínimamente el fondo y, cuando esté caliente, poner la carne troceada en dados con los granos de pimienta, los clavos y el laurel. Cuando la carne esté sellada, añadir la cebolla, el tomate, el pimiento y la zanahoria troceados y sofreír un poco. Añadir el vino blanco y dejar rehogar hasta que se consuma.

Añadir agua (que cubra todo) y dejar cocinar durante 30 minutos. Añadir las patatas peladas y cascadas, el azafrán y el dado de caldo y dejar cocinar otros 20 minutos a fuego suave. Rectificar de sal si es necesario y servir. Yo siempre me lo comía machacando las patatas y las zanahorias con un tenedor de forma que el puré absorbía el caldo. ¡mmmmmmmmmmmm!



Pues con esta receta tan familiar participo en la iniciativa #lavueltaalcoleTS y a ver que nos trae el resto de la chiquillería jejejeje.


07 septiembre 2016

FABADA

¡Me encantan los potajes! Y como aquí no hace precisamente calor he aprovechado para descongelar los fantásticos chorizo y morcilla que me trajeron unos amigos de Bilbao (hechos en casa) y me he puesto a preparar esta riquísima fabada, que no llamaré asturiana por respeto jejejeje. ¡Pero que está de rechupete lo está!

Ingredientes: 400 g alubias de la Granja; 1 morcilla; 2 chorizos; 1 hueso jamón; 150 g panceta; aceite; sal; azafrán.

Preparación: Poner a remojar las alubias la noche anterior. Tirar el agua, poner las alubias en la olla, cubrir con agua fría, añadir el hueso de jamón, el chorizo y la morcilla enteros y poner a hervir durante 30 minutos a fuego lento.

Añadir la panceta en daditos, romper el hervor con agua fría y continuar cocinando durante otros 30 minutos. Sacar el hueso y extraer el jamón y cortar en hebras. Sacar el chorizo y la morcilla y cortar en rodajas. Volver a añadir a la olla.

Sacar unas cuantas alubias ya tiernas y machacar con un tenedor. Añadir a la olla para que espese el caldo y rectificar de sal. Cocinar durante 10 minutos y apagar el fuego. Dejar reposar media hora antes de servir....¡con mucho pan para mojar!


04 septiembre 2016

BIZCOCHO CASERO

La receta que os traigo hoy es una de esas que ha ido experimentado cambios con el tiempo hasta encontrar la versión final que más me gusta. Es el clásico bizcocho 1/2/3 pero con una vuelta de tuerca. El bizcocho prácticamente se hace solo y es tan jugoso que admite otras muchas posibilidades como rellenarlo de chocolate, cubrirlo de azúcar glas, añadir trocitos de fruta...¡A tu gusto!

Yo te traigo la receta básica que he perfeccionado de tanto hacerlo jejejeje....porque en el trabajo y en casa ¡me lo quitan de las manos!

Ingredientes: 1 taza queso quark (utilizar la misma taza como medida para el resto de los ingredientes); 1 medida aceite oliva; 2 medidas azúcar; 3 medidas harina; 1 sobre levadura Royal; 3 huevos; ralladura limón; 1 cucharadita semillas anís.

Preparación: Precalentar el horno a 180 ºC.

En un bol grande poner los huevos y el azúcar y comenzar a batir hasta obtener una crema. Añadir el queso quark y continuar batiendo hasta integrar. Añadir el aceite y la ralladura de limón y continuar batiendo hasta hacer una masa homogénea.

Tamizar la harina con la levadura y añadir poco a poco a la crema anterior y seguir batiendo hasta obtener una mezcla homogénea. Añadir el anís y mezclar con la espátula.

Engrasar un molde con mantequilla, enharinarlo ligeramente y poner la mezcla anterior y hornear a 180ºC durante 35-40 minutos. Comprobar que el bizcocho está hecho pinchando con un palillo que debe salir limpio. Desmoldar y servir.


Hay una variante de este bizcocho que a mi me encanta y se prepara de la siguiente forma: cubrimos el fondo del molde que vamos a usar (esta vez debe ser de fondo plano) con caramelo líquido y colocamos rodajas de piña en almíbar cubriendo toda la base. Rellenamos los huecos con trocitos de piña. Ahora sí, ponemos la misma masa del bizcocho preparada como he indicado y al desmoldar quedará el bizcocho como se muestra en la fotografía. ¡Os aseguro que está riquísimo!


01 septiembre 2016

BATIDO DE KIWI, MANGO Y POMELO

¡Volvemos! Y empezamos el mes y la nueva temporada tal y como la dejamos. Espero que hayáis tenido unas estupendas y merecidas vacaciones y volváis con energías renovadas para seguir cocinando que.al final, es de lo que se trata.

Nos fuimos con un smoothie y volvemos con un maravilloso batido de frutas ideal para empezar el día llenos de vitaminas. Yo empiezo una nueva etapa en la que busco un mayor equilibrio entre mi mente y mi cuerpo y, en el proceso, pequeños retos a cumplir...¡mens sana in corpore sano!

Confieso que yo sigo de vacaciones porque este año me he ido muy tarde, casi cuando todo el mundo ha vuelto, pero abrimos las puertas del blog de nuevo con muchas ganas. ¡Espero que os guste!

Ingredientes: 1 pomelo; 2 kiwis amarillos; 1 mango; 100 ml agua helada; 3 hojitas hierbabuena.

Preparación: Pelar los kiwis y el mango y cortarlos en trozos. Exprimir el zumo del pomelo. Poner todo en la batidora, añadir las hojitas de hierbabuena y comenzar a batir mientras vamos añadiendo el agua helada poco a poco. Os debe quedar con una textura fina. Servir y disfrutar.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...