English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

29 noviembre 2016

PEPERNOTEN (GALLETITAS DE SINTERKLAAS) Y 5º CUMPLEBLOG

Quedan sólo 6 días para que Sinterklaas deje sus regalos a los niños en Holanda...Como os cuento con pelos y señales en mi otro blog, es uno de los recuerdos más vívidos que tengo y no debía tener aún los 4 años. Mi hermano Nacho acababa de nacer y debieron llevarme, como a todos los niños, a ver a Sinterklaas...nadie lo recuerda exactamente pero yo si.

Y es que la imagen de un señor vestido de rojo, con un sombrero alto, una espesa barba blanca, sosteniendo en su mano un báculo y montado en un caballo blanco la tengo grabada a fuego en mi memoria...Así que no podía por menos que traeros las galletitas más famosas en estos días y que acompañan a Sinterklaas donde quiera que vaya...¡las pepernoten! (léase "peipernouten").

Las pepernoten son unas galletitas redonditas que se pueden encontrar por kilos en los supermercados de Holanda desde mediados de Noviembre, que es cuando Sinterklaas empieza a llegar a cada rincón para recoger las cartas de los niños y poder traerles sus regalos el día 5 de Diciembre. A mi, sinceramente, no me gustaban nada pero me dije: "está bien que las puedas comprar a granel pero...¿y si pruebo a hacerlas?". Total...si ya tenía la mezcla de especias que necesitaba...


¡Dicho y hecho! ¡Me he vuelto adicta! Si si...como lo oís...si antes pasaba de las que se venden a mogollón ahora os digo que las hechas en casa son sencillamente sublimes. Y no lo digo yo sólo porque me las llevé al trabajo y las di a probar a colegas holandeses y todo el mundo, sin excepción, me ha dicho que eran muchísimo mejores que las que se venden...¡así que ya estáis tardando en hacerlas! ¡Y es una receta ideal para hacer con niños!

Ingredientes: 125 g harina; 5 g levadura Royal; 5 g especias para speculaas; 50 g mantequilla; 50 g azúcar moreno; 4 cucharadas leche.

Preparación: En la amasadora poner la mantequilla blandita junto con el azúcar y comenzar a mezclar con la pala de amasar. Mientras, mezclar la harina con la levadura y la mezcla de especias. Añadir esta mezcla a cucharadas a la anterior sin dejar de amasar. Por último, ir añadiendo la leche a cucharadas hasta que se forme una pasta blanda.

Sacar del bol de la amasadora, enharinar ligeramente la mesa y trabajar la masa con las manos frías hasta que obtengáis una masa con la consistencia de la plastilina. Envolver en papel film y dejar en la nevera 30 minutos.

Sacar la masa, cortar en cuatro y de cada trozo ir formando rulos de un dedo de espesor. Cortar trocitos de un centímetro e ir formando bolitas que vamos colocando encima de la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado. Separarlas bien. Las bolitas deben ser pequeñas, como una canica.


Hornear a 175 ºC durante 12-15 minutos máximo (dependerá del horno). Deben quedar no demasiado doradas y mientras se cocinan van cogiendo su forma aplastada por un lado tan característica. Sacar del horno y dejar enfriar antes de colocarlas donde las vayáis a servir porque mientras están calientes son frágiles.


Pues esta historia y esta receta me han servido de inspiración y de excusa para proponeros un sorteo porque, señoras y señores, este mi cajón desastre cumple hoy mismo 5 añazos ¡toooomaaaaaaaaa! Y estoy superemocionada de estrenar nueva imagen que me ha regalado mi Danny, que es un pedazo de artista, y ha plasmado en el nuevo logo la esencia de lo que quería reflejar. ¡Me superencanta! ¡Gracias amor!

Cinco años son muchos y dan para muchas reflexiones...Ni por asomo me podía imaginar que, cuando decidí publicar la primera receta, iba a ver cumplir este 5º aniversario con más de 450 recetas. ¡Ni en mis mejores sueños! Siempre he intentado mantenerme fiel a la esencia de por qué decidí crear este blog, sin pretensiones de publicidad (que me perdonen pero no puedo con la publicidad insertada en medio de la receta que estoy leyendo), sin más estrés que el de llegar a tiempo para algún reto que me he propuesto (¡que triste cuando ves que se cierran blogs por esto!) y siempre siempre poniendo mucho amor en lo que cocino.

Estoy orgullosa de tod@s y cada un@ de los seguidores que tengo, aquí y en mi página de Facebook, porque se han ido uniendo poquito a poco simplemente porque querían. No puedo estar más contenta y más agradecida por todo lo que en estos cinco años he aprendido, por todos los retos en los que me he puesto a prueba, por todas las grandes personas que he conocido con la misma pasión por la cocina y por toda la experiencia de vida que supone tener un blog y llevar adelante un reto cada mes. Por todo ello un inmenso ¡GRACIAS! ¡GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN ESTA AVENTURA!

Pero basta de rollo y vamos a lo que vamos que me lío y me pongo blandita...Como os decía, voy a celebrarlo por todo lo alto poniendo en marcha el 


¿Y cómo funciona? Pues bien sencillo:
  • Me gustaría que prepararais esa receta que tiene una historia detrás y me gustaría que me contarais la historia (si, igual que yo os he contado la mía jejejeje). 
  • ¡No se valen trampas! La receta tiene que ser de nueva publicación y la historia verdadera :-D
  • Haced mención en vuestra entrada al sorteo y poned el logo para que quede más claro ¡gracias!
  • Si tenéis blog, dejadme un comentario en esta entrada con la URL de vuestra receta publicada y un e-mail de contacto. Si no tenéis blog, mandadme vuestra receta detallada a mi correo ms.hoogendam@gmail.com. Tenéis de plazo desde hoy hasta el 25 de Diciembre a las 23:59.
  • El sorteo lo realizaré con la mano inocente de mi sobrina Greta y el/la ganador/a lo publicaré el día 29 de Diciembre a las 10:00 (¡prometo que publico el vídeo!)
  • El premio para quien gane el sorteo consiste en un lote de cositas muy chulas que he ido recopilando de aquí y allá, a saber...


  • Habrá, además, un premio especial para la historia que más me emocione, me haga reír o me llegue más...si, esto es totalmente subjetivo, pero para eso es el premio especial jejejeje. Y este premio es, ni más ni menos, que una Smartbox Cena Chic ¡wooooooooow!
Fácil ¿no? ¡Pues espero vuestras propuestas y muchísima participación! ¡A correr la voz! Ahora a empezar una nueva etapa en esta vuestra casa, con nuevas secciones que iremos descubriendo en breve y que espero que os gusten. Besossssssssssss

27 noviembre 2016

CONFITURA ESPECIADA DE CEBOLLA MORADA CARAMELIZADA #ASALTABLOGS

¡De reto en reto y tira por que me toca! Y es que ya ha pasado otro mes, vuelve el último domingo y aquí estamos de nuevo con el reto más canalla de la blogosfera...¡el Asaltablogs! Esta vez le toca a Amalia, de Cuadernos de cocina, que le dejemos la misma hecha unos zorros pero oye...¡sin miramientos! allá que nos hemos colado aprovechando un despiste y nos hemos llevado una receta que hacía siglos que quería probar...¡y ni se ha enterado! jijijiji

Es muuuuuuuuy difícil elegir una sola receta de esta charra, como ella misma se define, con la que coincido en muchas cosas de su descripción (en lo de charra no, vaya), a la que he tenido el placer de descubrir y a la que os invito encarecidamente que visitéis, pero revolviendo revolviendo (o será porque estoy en modo conservas ON) le eché el ojo a su confitura de cebolla caramelizada a la miel y ¿qué queréis que os diga? ¡perdí la cabeza de todas todas!

De la receta original he respetado mucho pero, todo hay que decirlo, las pasas las he suprimido, he utilizado la cebolla morada que me encanta y, conociéndome, tenía que meter un toque de especias así que le he añadido un puntito de jengibre...¿el resultado?...todavía me estoy relamiendo...Amalia, gracias gracias y gracias por tu receta que se ha convertido en un imperdible. Por cierto...un regalo estupendo que he hecho jejejejeje.

Ingredientes: 500 g cebolla morada; 75 g azúcar moreno; 75 g miel; 100 g mantequilla; 1/2 cucharadita jengibre molido; vinagre Modena; sal; pimienta.

Preparación: Pelar la cebolla y cortar en tiras finas. En una cacerola poner la mantequilla a derretir y rehogar la cebolla a fuego suave. Salpimentar al gusto, añadir el jengibre y continuar rehogando, removiendo con frecuencia, hasta que la cebolla esté tierna.

Añadir un chorro de vinagre de Modena, mezclar y dejar que se consuma a fuego suave. Añadir el azúcar, remover para que se disuelva, añadir la miel, mezclar bien y dejar cocinar unos 20-25 minutos a fuego suave. En mi caso no ha sido necesario añadir más líquido (vinagre) porque ya suelta bastante. Apagar el fuego y dejar enfriar.

Mientras podemos preparar los tarros, hirviéndolos junto con las tapas en agua durante 10 minutos. Sacar a un paño limpio y dejar enfriar boca abajo.

Triturar la confitura templada con la batidora. Rellenar los botes esterilizados casi hasta arriba (dejar un dedo), tapar bien cerrados y poner en el agua hirviendo durante 15 minutos para que se haga el vacío y podáis conservarlos durante tiempo. Sacar y dejar enfriar boca abajo. Etiquetar y guardar en un sitio seco y al abrigo de la luz. Yo le pedí a mi Danny (que es holandés) que me escribiera el nombre con su preciosa caligrafía y...se deslizó una l jejejejejeje. ¡Pero se lo perdono porque lo amooooooooo!


Con esta receta, que va divinamente con una carne asada, con queso o sobre paté, participo en el #asaltablogs y ahora me voy a ver al resto de asaltantes. ¡Besos!


23 noviembre 2016

DAIQUIRI DE MORAS #Congelandoelverano

Volvía yo de vacaciones de verano, allá por mediados de Septiembre, cuando me encontré con una nueva iniciativa de mi amiga Marisa, de Thermofan. Cuando aún no me había quitado los últimos granos de arena de las maravillosas playas de Sicilia, Marisa nos proponía un nuevo proyecto llamado ¨Congelando el verano"...

Marisa que, como ella dice, es rápida inventando y se lía y nos lía fácilmente, nos propuso literalmente congelar el verano así que nos pidió elegir alguna fruta o verdura de verano, que todavía estuviera a nuestra disposición y, siguiendo, las pautas que nos indicaba en su tutorial, congelarlas para participar en este evento.

Yo, que me falta tiempo para unirme a cualquier guateque culinario y más si es de ella, aproveché que tenía la nevera pelada (que si entra un ratón se estrella) y me fui al supermercado a por provisiones y, para este gran evento, me llevé las últimas moras y fresas que encontré. ¡Ya se me ocurriría algo para hacer con ellas!

Las lavé cuidadosamente, como dice Marisa, deseché las "tocadas" y las sequé. A las fresas les corté el rabito verde y guardé fresas y moras en dos bolsitas separadas y en una pieza, que tampoco eran muy grandes. Cerré bien las bolsitas con un nudo (yo soy muy rústica) y al congelador que se fueron.

Las fresas salieron del congelador un buen día que me apetecía hacerme un batido para desayunar. Pero las moras allí han estado hasta hoy que las he sacado para preparar mi receta. Pensé en hacer algún postre como magdalenas o bizcocho relleno de moras pero luego me dije...¿y por qué no un buen cocktail? Al estar congeladas le damos un toque frío a nuestra bebida sin necesidad de ponerle hielo que al final acaba aguándolo. ¡Pues aqui estamos! ¡Espero que os guste!

Ingredientes: 2 limas; 100 ml ron blanco; 125 g moras congeladas; 2 cucharadas azúcar moreno; albahaca fresca.

Preparación: Exprimir el zumo de las limas. Poner en el vaso de la batidora, añadir el ron, las moras y el azúcar y batir durante 1 minuto hasta que quede una mezcla homogénea.

Decorar los bordes de los vasos mojándolos con ron y pasándolos por azúcar moreno y servir el daiquiri. Decorar con unas hojitas de albahaca fresca. ¡La verdad es que ya el color es espectacular!



Pues con esta receta tan festiva celebramos el proyecto #Congelandoelverano y aquí mismo podéis ver el resto de participantes.


Y solo para dar mucha envidia os dejo con una foto de mis vacaciones en Sicilia...como dijo Terminator ¡volveré!

Isola Bella

20 noviembre 2016

BOUNESCHLUPP (SOPA DE JUDÍAS VERDES) #CocinasdelMundoLuxemburgo

Tercer domingo de mes y con las maletas listas para un nuevo viaje culinario de la mano del Reto Cocinas del Mundo...¿y que letra toca este mes? ¡La X! Pero pero...¿¿¿¿Hay algún país que empiece por X????? ¡Pues no pero no pasa nada! Nuestra anfitriona este mes, Mar (La cocina de Mar) se ha tomado una pequeña licencia y nos ha mandado de paseo (jejeje) a LuXemburgo que, como quien dice, me pilla ahí al lado si tenemos en cuenta que vivo a 380 km.

De Luxemburgo sólo se que paro a echar gasolina cuando alguna vez he hecho el viaje España-Holanda en coche porque es mucho más barata. Aparte de entrar y salir del país en cuestion de poco tiempo (porque mira que es pequeño), ni lo he visitado ni sabía de su cocina aunque me imaginaba que podía ser similar a la holandesa por aquello de la cercanía. Aún así, como siempre, a documentarse tocan...

Y hete aquí que he encontrado esta sopa tradicional considerada como el plato nacional del país. Es muy sencilla de hacer, como a mi me gusta, y es ideal para el frío que ya se ha instalado por aquí. Acompañada de un pan tostadito en el horno ya tenemos un plato completisimo.

Ingredientes: 400 g judías verdes; 100 g cebolla; 250 g patatas; 100 g panceta; 25 g mantequilla; 1,5 l caldo; 75 ml creme fraîche; sal; pimienta.

Preparación: Preparar un caldo poniendo a cocer en 2 litros de agua con sal un puerro pelado, 2 zanahorias raspadas, 1 cebolla pelada, 1 rama de apio limpia y 2 ramas de perejil durante 1 hora. Colar y reservar.

Quitar los extremos de las judías y cortar en trozos. Pelar y picar las cebollas. Cortar la panceta en dados o tiras. Pelar y cortar las patatas en dados.

En una cacerola poner la mantequilla a calentar y sofreír la panceta. Añadir las cebollas y continuar rehogando. Salpimentar al gusto. Añadir las judías verdes y rehogar.

Agregar el caldo de verduras y cocinar durante 45 minutos a fuego suave. Añadir las patatas y cocinar durante 15 minutos más. Finalmente añadir la creme fraîche y rectificar de sal. Servir caliente.


Con esta receta participo en el Reto Cocinas del Mundo - Luxemburgo y me voy corriendo a ver el resto de propuestas. ¡Hasta la próxima!


16 noviembre 2016

SPECULAASKRUIDEN (MEZCLA DE ESPECIAS PARA GALLETAS SPECULAAS)

Todo el mundo que haya vivido o simplemente ido de vacaciones a Holanda ha oído hablar de las famosas galletas speculaas. Es imposible que si habéis tomado un café en algún sitio de Holanda no os lo hayan servido con una de estas galletitas.

Se trata de una especie de galleta navideña muy tradicional en Bélgica (Spéculoos), en Holanda (Speculaas), en la cocina alemana de Westfalia y Renania (Spekulatius) y en la zona norte de Francia (el flandes francés). Su principal característica es que suelen tener formas o motivos que evocan la historia navideña de Nicolás de Bari.

La otra característica que las hace especiales es que contienen una mezcla de especias que las hace reconocibles inmediatamente y esa es la receta que os traigo hoy. Yo no la he utilizado aún para hacer las galletas sino para preparar otras recetas que os contaré en los próximos días, pero os la traigo por si os animáis a darle un toque casero de speculaas a alguno de vuestros platos, ya sean dulces o salados.

Ingredientes: 20 g canela; 10 g nuez moscada; 5 g clavo; 5 g cilantro molido; 5 g pimienta blanca; 5 g cardamomo; 5 g jengibre; 5 g anis.

Preparación: Poner todo los ingredientes, semillas y especias molidas, en el robot de cocina y triturar hasta tener una mezcla en polvo homogénea.

Guardar en un frasco de vidrio bien cerrado y protegido de la luz. Yo le he pedido a mi Danny que me escriba la etiqueta con su preciosa caligrafía...¿a que ha quedado monísimo?


13 noviembre 2016

RISOTTO CON IL RADICCHIO

Esta es una de esas recetas que probé hace poco y me enamoró...Me la preparó mi amigo Mirko, compañero de risas y fatigas en el trabajo desde que comenzamos juntos hace casi dos años, un poco antes de marcharse para seguir su nuevo camino profesional...¡le echo de menos!

Habíamos quedado para comer juntos y, como siempre, cada uno llevaba algo típico de su país: yo la tortilla de patatas (que le encanta) y el, italiano de la zona de Milano, se decantó por un risotto con radicchio. ¡Y caí rendida ante este sencillo y riquísimo plato!

Así que aquí os traigo este delicioso risotto típico de Veneto y mi pequeño homenaje para ti Mirko...¡espero haber recordado correctamente las indicaciones que me diste!

Ingredientes: 150 g radicchio; 1 cebolla; 100 g panceta; 250 g arroz Arborio; 20 g mantequilla; 1 copita vino tinto (en mi caso Bardolino); 650 ml caldo; 100 g queso parmesano.

Preparación: Pelar la cebolla y picar. Cortar la panceta en tiras pequeñas. Cortar el radicchio en tiras finas.

En una cacerola poner la mantequilla a calentar y sofreir las cebolla y la panceta hasta que estén tiernos. Añadir el radicchio y continuar rehogando unos minutos. Añadir el arroz y remover bien para que se tueste un poco.

Añadir el vino, mezclar e ir agregando cucharones de caldo a medida que el arroz vaya absorbiéndolo. No dejar de remover durante la cocción para que el arroz suelte el almidón. Cocinar durante 20 minutos.

Una vez el grano esté hecho, añadir el queso parmesano rallado y mezclar bien. Servir inmediatamente. ¡No puede estar más rico!


El radicchio rosso (o achicoria roja) no es una verdura con la que habitualmente cocinemos en España. Más bien diría que se ha puesto de moda en ensaladas, mezclada con otras lechugas de diferentes formas y colores, por su vistoso color rojo. Físicamente se parece mucho a las endivias en la forma y también tiene ese gustillo amargo tan característico.


Os dejo con una foto de uno de los "training" que más nos gustó hacer...vero Mirko?


10 noviembre 2016

CREMA DE CALABACÍN

¡Buenos días! Como sabéis el blog ha estrenado cara estos días y, como parte de la nueva imagen, estoy rescatando viejas recetas que escribí hace siglos y que merecen un look más actualizado así que hoy vengo con una de mis cremas favoritas.

El diccionario define una crema como una "sopa u otro alimento de consistencia espesa y uniforme". En realidad, podemos considerar la crema como un estadio intermedio entre la sopa y el puré :-D Se pueden hacer cremas con cualquier verdura o mezcla de verduras,,,de hecho a mi me gusta mucho abrir la nevera y ver que encuentro y probar cosas nuevas.

La crema de hoy es un clásico que hago bastante a menudo, muy sencilla y muy muy rica.


Ingredientes: 4 calabacines; 1 puerro; 1 patata; 6 quesitos cremosos; 200 ml nata líquida; 1 pastilla caldo; sal; pimienta.

Preparación: Cortar los calabacines en trozos (sin quitarles la piel), el puerro limpio en rodajas y la patata pelada y en rodajas. Añadir la pastilla de caldo, cubrir de agua al ras y cocer durante 20 min.

Sazonar con sal y pimienta, añadir los quesitos y triturar con la batidora hasta obtener una crema. Añadir la nata y batir una vez más hasta homogeneizar.

Se puede servir caliente o fría.


07 noviembre 2016

PAN DE CALATRAVA

¡Buenos días mis pequeños desastres! Tenía muchas ganas de traeros esta receta tan típica murciana principalmente por dos motivos. El primero porque es un dulce que recuerdo desde niña. Mi tía y madrina Maruchi, la mamá de mi famosa prima Mar, lo hacía mucho cuando éramos pequeñas para aprovechar el pan que sobraba. Y el segundo porque, después de la odisea de los phoskitos de hace unos días me habían sobrado unas tiras de bizcocho que no quería tirar.

Así que, como las tenía guardadas en un tupper hechas trocitos me dije...¿y si preparo un pan de Calatrava que seguro que a mi Danny (que es fan del flan) le gusta? pues hala, ¡a hornear se ha dicho! Porque este dulce se puede hacer con restos de pan, bizcochos, magdalenas...lo que sea que os haya sobrado o sea que es una receta de aprovechamiento total.

Como os contaba, el pan de Calatrava es muy conocido en la región de Murcia pero no tanto fuera de ella. Es como un budin que se suele servir frío así que mejor hacerlo la noche anterior. El origen del nombre no está muy claro...hay quien dice que procede del campo de Calatrava en Ciudad Real pero nadie se pone de acuerdo en cómo llegó a ser uno de los platos insignias de la gastronomía murciana. Eso si...¡rico está un rato!

Ingredientes: 500 ml leche; 145 g bizcocho desmenuzado; 5 huevos; 200 g azúcar; ralladura limón; canela; caramelo.

Preparación: Batir los huevos con el azúcar. Añadir la leche, la ralladura (o esencia) de limón y la canela y batir todo bien. Por último añadir el bizcocho desmenuzado y mezclar con la espátula.

Yo preparo el caramelo directamente en el molde rectangular que voy a usar. Poner una buena capa de azúcar en el fondo  e ir calentando al fuego moviendo constantemente hasta que todo el azúcar se ha caramelizado y está bien líquido. Impregnar bien todo el fondo y paredes del molde.

Añadir la masa al molde y poner al baño Maria en el horno a 180 ºC durante 1 hora. Dejar enfriar antes de meterlo en la nevera toda la noche. Al día siguiente desmoldar y servir. Yo le he puesto un poquito de nata que también me había sobrado del día de los phoskitos y tenemos un postre de lo más rico.


04 noviembre 2016

KRAPFEN - RETO DULCE CRI: TRENTINO-ALTO ADIGE

¡Buenos días! Aquí estamos desayunando lo que nos queda de la receta de hoy que, como sabéis, es la propuesta dulce del Reto Cocina Regional Italiana de este mes. Me apetecía mucho visitar alguna región de las menos visitadas en nuestro periplo culinario así que me fui directa a una de las más bellas del norte y me traje estos dulces con nombre raro...

Ingredientes: 185 g harina; 7 g levadura seca; 90 ml leche; 1 yema huevo; 30 g azúcar; 30 g mantequilla; 1 chorrito licor 43; mermelada (al gusto); azúcar glas.

Preparación: En un bol poner 60 g de harina mezclada con la levadura seca y añadir 70 ml de leche tibia. Mezclar bien y dejar levar en un sitio templado durante 45 minutos.

Pasar la masa madre al bol de la amasadora y añadir, sin dejar de amasar, la yema de huevo, el azúcar, la harina restante, el licor, la mantequilla blandita y, por último, el resto de la leche a cucharadas. Amasar hasta que se forme una bola que se despegue de las paredes.

Pasar la masa a la mesa ligeramente enharinada y trabajr con las manos hasta obtener una masa suave y elástica. Formar una bola y dejar en un bol tapado y en un sitio tibio durante 2 horas.

Estirar la masa (que habrá doblado su tamaño) con el rodillo formando una lámina de unos 5 mm de grosor. Con la ayuda de un vaso cortar un número par de círculos de masa que colocaremos en la bandeja del horno forrada con papel.

Sobre la mitad de los círculos poner una cucharadita de mermelada (en mi caso de higo). Untar el borde con leche y tapar cada uno con otro círculo de masa, sellando bien el borde con los dedos. Dejar levar durante 1 hora en un sitio tibio.

En la receta original de los krapfen se fríen en aceite caliente (unos 170 ºC) pero yo he preferido en esta ocasión hacerlos al horno para evitar la grasa. Así que hornear a 170 ºC durante 15 minutos. Sacar y dejar entibiar. Espolvorear generosamente con azúcar glas.



Los krapfen (también llamados bomboloni) son el equivalente a las berlinesas españolas. Se trata de un dulce originario austriaco, para ser más exactos de Graz, que se preparaba en carnaval y se vendía en puestos callejeros. De Graz fue exportado a Viena y después se difundió en el Veneto y en Trentino-Alto Adige, región que visitamos este mes y de clara influencia austriaca.



Los auténticos krapfen se rellenan con mermelada de albaricoque y siempre antes de freírlos de modo que la pasta absorba el aroma. En cualquier caso, se pueden rellenar con crema pastelera, chocolate...Yo os dejo la receta original del libro para que la tengáis.



Y ahora vamos con las participantes golosas que se han decantado este mes por la propuesta dulce. ¡GRACIAS!

Josefina, desde Josefina en Italia, nos trae esta maravilla a base de vainilla (toma pareado) que está diciendo ¡cómeme!

Y Rosi, desde Mi mundo pinkcake, ha preparado estos ricos y esponjosos dulces que, según dice, le encantaron...¡no es para menos!

¡Os animo a preparar este dulce porque de verdad que vale la pena! Un besito y hasta el próximo mes con nueva anfitriona...¿quién será?


03 noviembre 2016

PIADINA - RETO SALADO CRI: EMILIA-ROMAGNA

Me encantan los días 3 porque una vez más toca Reto Cocina Regional Italiana y, como sabéis, este mes era yo la encargada de elegir las recetas así que hoy traigo mi propuesta salada. Este mes me apetecía volver a panarrear así que elegí uno de los más conocidos de la cocina italiana. Vamos con la receta y luego os sigo contando que hay mucha miga...nunca mejor dicho.

Ingredientes: 500 g harina; 50 g aceite oliva; 2,5 g bicarbonato sódico; 1/2 cucharadita azúcar; 100 ml leche; 100 ml agua; 1/2 cucharadita sal.

Preparación: En el bol de la amasadora poner la harina mezclada con el bicarbonato sódico. Añadir el aceite y accionar la pala de amasar a velocidad 2. Disolver el azúcar en la leche tibia, mezclar con el agua e ir añadiendo cucharadas mientras se amasa. Añadir la sal al final. Amasar todo hasta que se forme una bola que se despegue de las paredes.

Continuar amasando en la mesa ligeramente enharinada hasta obtener una masa suave y lisa. Dejar reposar durante 1 hora.

Dividir la masa en 4 y estirar cada parte con la ayuda del rodillo formando discos de unos 25 cm de diámetro y de un espesor de varios mm. Calentar una sartén con un diámetro superior al del pan y cocinar cada piadina 3-4 minutos por cada lado pinchando con un tenedor para que no se formen burbujas.

Mantener caliente envueltas en un paño limpio. La propuesta este mes era que cada una rellenase la piadina como más le gustase. En mi caso he elegido un relleno de carpaccio, rúcola, queso parmesano y piñones regado con un hilo de aceite de oliva.


 Se puede comer abierta...

...o cerrada como un bocadillo

La piadina romagnola es una preparación típica de la región de Emilia-Romagna, cuya capital es Bologna y ha sido mi hogar durante dos años. Prima hermana de las tortillas mexicanas, el pan naan hindú, el pan de pita griego o el pan ázimo hebreo, el origen de este pan aplastado y casi sin levar se remonta a la noche de los tiempos, cuando tenía como función la de ser el plato o contenedor donde colocar la comida. En particular, en lo que respecta a la piadina romagnola, las dos variedades fundamentales se basan en el espesor y en el diámetro, llegando a ser "grande como la luna" en Bologna.


Como siempre os dejo la receta original para que la tengáis.


Y ahora si veamos cuáles son las propuestas de las participantes para la farcia o relleno, todas ellas riquísimas. ¡GRACIAS!

Nieves, desde La cajita de Nieves y Elena, nos trae su piadina con rúcola y un buen jamón...¡se te hace la boca agua!

Mar nos ha preparado su piadina con salmón y queso fresco...¡muy a la noruega!

Cristina, desde Cuinem?, ha optado por una piadina con tomate, rúcola y mozzarella y dice que la masa ha salido espectacular...¡seguro!

Natalia, desde Poesía culinaria-Paladares sabores de Nati, ha preferido preparar su piadina con lechuga y jamón...¡que maravilla!


Rosi, desde Mi mundo pinkcake, nos trae su piadina con rúcola, tomate y queso en una amalgama perfecta de colores y sabores


Alicia, desde Pan, uvas y queso, ha preparado dos versiones de su piadina, ambas buenísimas


Anna, desde Retalls de cuina, nos propone un relleno diferente a base de carne de cerdo para su piadina ¡mmmmm!


Y finalmente Marisa, desde Thermofan, nos trae su piadina con un relleno muy original de aguacate, queso de yogur y tomate en forma de bandera italiana...¡bravissima!


¡No os quejaréis de que no tenéis rellenos para preparar vuestras piadinas! Pues hasta aquí la receta de hoy, mañana volvemos con la propuesta dulce. ¡Besitos!


01 noviembre 2016

SALTEADO DE PATATAS, CEBOLLA Y PANCETA

¡Buenas! Aquí estamos de nuevo participando en el proyecto "Reciclando sabores" de mi amiga Marisa (Thermofan) y su compi Rosalía (RossGastronomica), dos grandes cocineras que se han empeñado en que lo que ellas llaman "los tristes de la cocina" tengan un papel protagonista en nuestras vidas.

Y es que no nos gusta tirar nada, por muy triste que sea lo que nos queda en la nevera o fuera de ella... así que, como la cosa va de reciclaje, yo he aprovechado para acabar unas papas a las que empezaban a salirles rabillos, unos trozos de cebolla y unos restos de panceta y ¡voilà! preparamos un estupendo acompañamiento para una carne o un pescado.

La receta no puede ser más sencilla...

Ingredientes: 500 g patatas; 100 g panceta; 1 cebolla; 1 diente ajo; tomillo; sal; pimienta; aceite.

Preparación: Pelar las patatas y cortar en dados grandes. Poner unas cucharadas de aceite en una sartén tipo wok y sofreír las patatas a fuego medio durante 15 minutos, dándoles vueltas con frecuencia.

Cortar la panceta en dados o tiras. Pelar la cebolla y el ajo y picar. Añadir la panceta y la cebolla a las patatas y mezclar. Añadir el ajo picado y un poco de tomillo y salpimentar al gusto y continuar rehogando todo junto durante unos 10 minutos, hasta que las patatas estén tiernas.

Servir caliente como acompañamiento.



Pues con esta receta me uno al Reciclando sabores de este mes. ¡Hasta la próxima chicas!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...