English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

01 septiembre 2017

ENSALADA DE GERMINADOS DE LENTEJAS

Volvemos del descanso vacacional con energías renovadas y vamos a empezar el mes con una receta de lo más sana y, de paso, os cuento un poco en que he andado metida últimamente...


Confieso que es la primera vez que me pongo a preparar germinados en casa. Creo que cuando eramos pequeños, en el colegio, nos hacían realizar un experimento que consistía en germinar una judía en un trocito de algodón húmedo pero ¡Dios! de eso hace siglos...

En fin, que un día hablando con una compañera de trabajo sobre el tema me comentó que ella preparaba los germinados en casa de una manera muy sencilla. Así que me puse manos a la obra...¡y es adictivo!

Los brotes o germinados tienen una larga historia dentro de la alimentación humana, principalmente porque se pueden cultivar en cualquier época del año y por su alto contenido en nutrientes (proteínas, ácidos grasos esenciales, clorofila y vitaminas) si los comparamos con las plantas ya desarrolladas.

Los primeros que he preparado (pero no serán los últimos) son los de lentejas, moderadamente bajos en calorías, que contienen (por cada 100 g) 9% de proteína, 22% de carbohidratos, menos de 1% de grasa y son una fuente de calcio, magnesio, fósforo y potasio, además de vitaminas A y C. Para su preparación necesitáis un bote de cristal grande (crecen mucho) y gasa estéril.

El primer día se ponen las lentejas que cubran el fondo del bote de cristal y se añade agua limpia, dejándolas toda la noche en reposo. Al día siguiente eliminar el agua por completo, cubrir la abertura del bote con gasa y sujetar con una goma elástica o con cuerda alrededor para que no se salga y colocar el bote inclinado 45 º sobre una fuente. De esa forma el agua escurre a través de la gasa y no queda en el interior empapando las lentejas (lo cual haría que se pudrieran).


A partir de ahí y durante 4 días, mojar las lentejas abundantemente con agua limpia (dos veces al día) y escurrir cada vez colocando el bote en la posición indicada. Veréis que enseguida empiezan a salir los germinados.

 

Finalizado el proceso (que podéis hacer con otras semillas como alubia, arroz, avena, calabaza, garbanzo, guisante, maíz, nabo, soja y trigo), los germinados bien lavados y escurridos se guardan en la nevera en el mismo bote de cristal cerrado. Sus beneficios y propiedades son muchos. Además de favorecer el tránsito intestinal y reducir el estreñimiento, captamos menos grasa de la dieta y ayuda a reducir niveles de colesterol en sangre.

Se pueden consumir crudos pero, dado que se manipulan en casa y la humedad puede favorecer el crecimiento de bacterias, la FDA (la agencia que regula los alimentos y medicamentos que se pueden comercializar) recomienda que los niños, ancianos, mujeres embarazadas y personas que tengan el sistema inmune debilitado eviten comer granos germinados crudos, y que primero los cuezan ligeramente.

Espero que os animéis porque es realmente divertido. Y ahora vamos con la receta...

Ingredientes: germinados de lentejas; 2 tomates; 100 g queso feta; 6 pepinillos en vinagre; 1 zanahoria rallada; 1/2 nabo rallado; 6 cucharadas aceite; 3 cucharadas vinagre; 1 cucharadita mostaza; 1 cucharada miel; sal; pimienta.

Preparación: Escaldar los germinados durante 3 minutos. Sacar con una espumadera y colocar en un recipiente con agua/hielo.

En la ensaladera colocar los tomates cortados, el queso feta en dados, la zanahoria y el nabo rallados, los pepinillos cortados y los brotes de lentejas escurridos y secos. Mezclar.

Preparar el aliño con el resto de ingredientes hasta formar una emulsión y verter por encima de la ensalada. Servir fría.



8 comentarios:

  1. Ummmmmm.........que buena idea,es verdad que lo hacíamos en el cole,yo misma en mi escuela infantil,lo he hecho con los peques y les encanta¡¡¡¡
    Muy rico tiene que estar¡¡
    Besitos y encantada de estar otra vez publicando en la blogosfera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Ya veras que facil y divertido es! Y estan buenisimos!

      Eliminar
  2. Que interesante¡¡¡¡, no sabia se podian hacer estas cosas en casa, yo siempre los he comprado en conserva, la ensalada se ve de lo mas rica, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiiiiiii se pueden hacer de todo y son superfaciles! besitos

      Eliminar
  3. Hola Maggie!!!, esta onda en la que andas y lo que nos cuentas de los germinados me parece genial, la verdad que al ver las fotos con el proceso realmente dan ganas de ponerme a realizar germinados, crecen mucho, por acá yo compro brotes de alfalfa y de soja, pero son muy caros, no me lo creo al ver como te han salido de estupendos estos brotes de lentejas y en esa deliciosa ensalada es una maravilla. Espero intentarlo, cualquier duda te preguntare ^_^,
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nati! Animate y me cuentas que tal te ha ido! Los brotes envasados en general son caros asi que nada, hechos en casa! Besitos

      Eliminar
  4. super gfran idea !!! voy a hacer mis germinados sin dudarlo un segundo
    Esta ensalada tiene una pinta deliciosa
    Mil besitos mi querida Maggie y encantada de leerte otra vez
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa! Me encantara saber que tal te ha ido! Un besito

      Eliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...