English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

29 enero 2017

BOLLITOS CON ROMERO Y ACEITUNAS #ASALTABLOGS

Último domingo de mes y llega la panda de asaltantes más bullanguera de la blogosfera...hablo, como no, de ¡los asaltablogs! En esta ocasión la cocina asaltada era la de Bea, de Sweet cookies by Bea, que como os podéis imaginar...¡ni se ha enterado de que me he colado y le he robado su receta!

Bea tiene cosas riquísimas, especialmente si os gusta lo dulce, ahí os vais a perder en los millones de recetas que tiene su blog y que debéis visitar si o si. Pero yo soy muuuuuuuuuuuuuuucho más de salado así que me fui directa a la sección de recetas saladas y me enamoré de dos...¡aiiiiiiiiiiii, que dilema!

Al principio pensé en hacer las dos juntas pero como iba a ser un lío de cara a la lista, me guardé una para hacerla otro día y me decidí por sus bollitos con romero y aceitunas porque, entre otras cosas, hace mucho que no hago un pan y este con sus especias y aceitunas me atrajo muchísimo. ¿El resultado? Sencillamente exquisito....¡Gracias Bea! ¡Que sepas que me he quedado con las ganas de mojar los bollitos en la otra receta! jajajaja


Ingredientes: 450 g harina de fuerza; 1 sobre levadura seca de panadería; 1/2 cucharadita sal; 1 cucharada AOVE; 1 cucharada romero; 225 g agua; 75 g aceitunas negras.

Preparación: Poner en el bol de la amasadora la harina mezclada con la levadura. Añadir el aceite, el romero picado, las aceitunas escurridas y picadas y la sal. Añadir el agua templada (30 segundos en el microondas) y amasar hasta que se despegue de las paredes.

Trasladar la masa a la mesa de trabajo ligeramente enharinada y continuar amasando con las manos dándole forma de bola. Dividir la masa en 8 piezas del mismo peso (yo he querido hacer unos bollitos pequeñitos) y darles forma de bola. Colocar en la bandeja del horno forrada de papel, hacer un corte en forma de cruz y dejar reposar 1 hora tapados con un paño en un lugar tibio (yo dentro del horno apagado con la luz encendida).


Hornar a 180 ºC durante 30 minutos. Listos para tomar para desayunar con un buen chorrito de AOVE y unas lonchas de jamón o de queso...¡mmmmmmmmmmmmmm!


Pues con esta receta que se ha convertido en un MUST de mi cocina participo en el #asaltablogs y ahora me voy corriendo a ver al resto de desvalijadores. ¡Hasta el próximo mes!


25 enero 2017

VASITOS DE QUESO QUARK CON ARÁNDANOS Y GALLETAS

Hoy os traigo uno de esos experimentos que, de repente, se convierte en un postre ideal para una comida o cena con invitados. Es muy rápido de hacer y queda muy vistoso y os aseguro que a vuestros invitados les va a encantar.

De todos es sabido que me encanta el queso quark, no sólo en los dulces sino como sustituto del yogur o el queso fresco tipo Philadelphia. En Holanda se vende mucho (para mi alegría) y no sólo el clásico sino con multitud de sabores. Así que tenía en la nevera uno con sabor a melocotón que me apasiona y he decidido hacer estos vasitos tan ricos. ¿Os animáis?

Cuando los estaba preparando entró mi Danny en la cocina y me dice: ¡alaaaaaaaaaaa! ¿esto tan chulo que es? ¡pero que profesional! jajajajajaja, ¡tardó nada y menos en comérselo!

Ingredientes: 125 g arándanos congelados; 12 cucharadas queso quark (en mi caso con sabor a melocotón); 3 galletas Digestive con chocolate.

Preparación: Sacar los arándanos del congelador (yo siempre tengo fruta congelada) y triturarlos en el robot hasta formar una crema. Repartir en el fondo de tres vasitos bajos (de los de tipo "zurito").

Poner encima de cada vaso 4 cucharadas del queso quark batido con una cuchara. Triturar las galletas en el robot y espolvorear cada vasito por encima generosamente.



22 enero 2017

TERNERA AL ESTILO MARROQUÍ CON VERDURAS Y COUS COUS

Ya os he contado alguna vez que mi familia paterna es de Melilla y allí he pasado casi todos los veranos de mi niñez y adolescencia de forma que la manera de cocinar al estilo de Marruecos se ha ido incorporando en mi cocina, de forma natural, viendo cocinar a mi tía primero y a mi prima después.

Las especias que se utilizan en la cocina marroquí son de las que más me gustan así que hoy me he puesto a cocinar esta carne con verduras con un toque de especias que le da un gusto a la salsa incomparable. Es muy sencilla de preparar y la podéis acompañar de un cous cous aromatizado con cilantro picado, con lo que os quedará un plato redondo.

Ingredientes: 450 g ternera (también podéis usar cordero); 40 g mantequilla; 1 pimiento rojo; 2 cebollas; 1 calabaza; 1 calabacín; 1 cucharadita jengibre molido; 2 cucharaditas guindilla molida; 1 cucharadita comino molido; 1 cucharadita canela; hebras de azafrán; sal; pimienta; 10 g cilantro fresco; 10 aceitunas negras; 175 g cous cous.

Preparación: Cortar la carne en trozos no muy grandes. Pelar y picar las cebollas. Limpiar el pimiento de semillas y cortar en daditos. Pelar y limpiar la calabaza de semillas y cortar en dados grandes. Pelar y cortar el calabacín en trozos. Picar el cilantro bien fino. Cortar las aceitunas en rodajitas.

En una cacerola poner a fundir la mantequilla. Rehogar la carne a fuego suave hasta que pierda el color. Añadir las cebollas y pimiento y continuar rehogando junto durante 5 minutos. Salpimentar al gusto. Añadir la mezcla de especias, cubrir con dos vasos de agua y cocinar durante 1 hora a fuego suave.

Añadir la calabaza, el calabacín y la mitad del cilantro y continuar cocinando durante 30 minutos más. Rectificar de sal si es necesario.

Mientras se termina de hacer el guiso, preparar el cous cous. En un bol poner la sémola y añadir 250 ml de agua caliente con una cucharadita de sal disuelta de forma que cubra toda la sémola. Dejar durante 10 minutos, añadir un poco de cilantro fresco picado y un chorrito de AOVE y mezclar y deshacer con un tenedor hasta obtener el cous cous suelto.

Servir la carne con las verduras y la salsa, espolvorear con el resto de cilantro y las aceitunas y acompañar del cous cous.



19 enero 2017

ALBÓNDIGAS EN SALSA DE CEBOLLAS PICANTE

Hace mucho tiempo que no publico recetas con albóndigas y hoy va a ser el día. Las albóndigas es una de las cosas que más gustan a los holandeses y si llevan picante mejor. Así que hoy me he puesto a experimentar y ha salido un plato realmente delicioso. ¡Mi Danny aún se está relamiendo!

Casi todos los ingredientes son fáciles de encontrar - ya sabéis que mi despensa está llena de especias de todo tipo - pero he utilizado en la salsa un poquito de sambal, un condimento empleado en Indonesia, Malasia, Singapur y Sri Lanka elaborado a base de una variedad de pimientos comunes y chiles. Yo creo que se puede encontrar en grandes supermercados con sección de cocina internacional (al igual que el ketjap manis) y puede resultar muy picante para los no acostumbrados.

Vamos con la receta...

Ingredientes para las albóndigas: 300 g carne ternera picada; 1 huevo; sal; pimienta; 1 cucharadita comino molido; 1 cucharadita cilantro seco molido; 1 cucharadita guindilla; pan rallado; harina.

Ingredientes para la salsa: 1 cebolla blanca; 1 cebolla morada; 1 cucharada azúcar moreno; 2 cucharadas vinagre; 2 cucharadas ketjap manis (salsa de soja); 1 cucharadita sambal; 4 cucharadas aceite.

Preparación: Poner la carne en un bol junto con el huevo batido, salpimentar al gusto, añadir el comino, cilantro y guindilla y mezclar todo bien con las manos. Añadir pan rallado hasta conseguir una consistencia que no se rompa al formar bolas. Ir cogiendo pociones de carne y formando las albóndigas que pasaremos ligeramente por harina.

En una cazuela poner aceite a calentar y sofreir las albóndigas por todos lados hasta que estén doradas. Retirar y reservar.

En el mismo aceite sofreir las cebollas peladas y picadas. Cuando estén tiernas añadir el azúcar moreno y remover mezclando bien. Añadir el vinagre y dejar que evapore removiendo de tanto en tanto. Añadir el ketjap manis y el sambal, mezclar y diluir con un vaso de agua. Dejar cocinar durante 10 minutos.

Mientras preparamos el acompañamiento. Pelar 2 patatas grandes y cortar en trozos grandes. Poner en agua con sal y hervir durante 10 minutos. Retirar el agua por completo y colocar las patatas en la bandeja del horno forrada con papel bien extendidas. Regar con un hilo de aceite y hornear a 200 ºC durante 20 minutos. Deben quedar doradas por fuera.

Mientras se hacen las patatas, poner las albóndigas de nuevo en la salsa y cocinar a fuego suave durante 20 minutos.

Servir las albóndigas con la salsa por encima y acompañadas de las patatas. ¡Delicioso!



15 enero 2017

TORTA PARADISO #CocinasdelMundoItaly

Espero sinceramente que nuestras amigas del Reto Cocinas del Mundo tengan pensado algo porque nos acercamos irremediablemente al final del alfabeto...¡y yo no quiero acabaaaaaaaaaaaar! Como cada tercer domingo de mes, hoy nos vamos de viaje a ItalY, pequeña concesión que nuestra anfitriona del mes Marga, de Acibecheria, se ha permitido para llevarnos a nuestro próximo destino culinario.

¡Y me lo han puesto fácil! Si alguien que me siga no sabe todavía que soy fan (y tengo un reto) de la cocina italiana...¡no se ha enterado de nadaaaaaaaaaaa! Eso si, elegir una receta iba a ser más que difícil...

Como siempre, la caUsalidad intervino y estas pasadas fiestas navideñas tuve la oportunidad de disfrutar de un dulce que había preparado mi cuñada Anna, que es italiana, y del que no había oído hablar (¿comoooooooooooooooo?)...¡y me enamoré! Así que he decidido compartirlo con tod@s para mayor disfrute porque os aseguro que es una auténtica delicia.


Cuentan que la torta Paradiso nació en Pavía allá por el 800 en el laboratorio de pastelería de Enrico Vigoni. La leyenda cuenta que, después de varias pruebas, Enrico hizo degustar el dulce a una noble que, al probarla, exclamó: Questa torta è un paradiso! (¡esta torta es un paraíso!). Este postre se convirtió enseguida en un símbolo de Pavía y en un clásico de la repostería italiana. Una mezcla de ingredientes sencillos que recuerdan a un bizcocho pero mucho más esponjoso, una de esas recetas clásicas de la abuela que se preparan muy rápidamente. ¡Espero que os guste!

Ingredientes: 150 g mantequilla (a temperatura ambiente); 150 g azúcar; 150 g harina; esencia de vainilla; 4 yemas; 2 claras; 1/2 sobre levadura; una pizca de sal; azúcar glas.

Preparación: Añadir la mantequilla blandita a temperatura ambiente al azúcar en el bol de la amasadora. Batir hasta obtener una mezcla cremosa. Añadir la esencia de vainilla y volver a batir.

Separar las claras de las yemas. De las claras solo vais a necesitar dos, el resto las podéis usar para otros dulces. Ir añadiendo las yemas una a una sin dejar de batir (esperar a que este integrada la anterior antes de añadir la siguiente).

Tamizar la harina (la receta original lleva la mitad de harina y la mitad de fécula de patata pero yo no la he encontrado) junto a la levadura y añadir poco a poco a la mezcla batiendo constantemente hasta que esté suave y homogénea.

Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Unirlas a la mezcla anterior mezclando con una espátula con movimientos envolventes. Verter en un molde (en mi caso en forma de corazón aunque la forma clásica es redonda), previamente engrasado, nivelando con unos golpecitos para que quede bien repartido (la masa es bastante densa).

Hornear a 180 C durante 1 hora (vigilar la cocción pinchando un palillo que debe salir limpio. Desmoldar cuando este tibia y espolvorear con azúcar glas por encima. Se puede conservar a temperatura ambiente (cubierta) durante 3-4 días máximo. En casa ya os digo que no dura tanto...



Pues con esta receta tan dulce participo en Cocinas del Mundo - ItalY y estoy deseando ver el resto de propuestas. ¡Hasta el mes que viene! ¿El último?...

13 enero 2017

ENSALADA TIBIA DE BRÓCOLI

Estoy de un reciclador últimamente que no me aguanto jajajajaja. Hoy os traigo de nuevo otra de esas recetas de "abre la nevera y aprovecha lo que tengas" que se ha convertido en un plato delicioso.

Me había sobrado medio brócoli de haber preparado unos triángulos de pollo, verduras y queso para la cena de ayer y medio bote de judías cocidas del brunch que hicimos para año nuevo y no tenía muchas ganas de liarme así que he preparado esta rica ensalada y os aseguro que está de morirse. ¡Y no puede ser más sencilla!

Ingredientes: 1/2 brócoli; 1 cebolla morada; 50 g anacardos; 50 g pasitas; 75 g panceta; 1/2 bote judías cocidas; 1 cucharadita curry; 1 cucharadita comino molido; 1 limón; aceite; sal; pimienta.

Preparación: Limpiar el brócoli separando los ramilletes y triturar en el robot hasta que quede como un cous cous. Poner en la ensaladera y mezclar con los anacardos picados y las pasitas.

Pelar y picar la cebolla. En una sartén poner a calentar 2 cucharadas de aceite y sofreir la cebolla hasta que esté tierna. Salpimentar al gusto, añadir el curry y el comino, mezclar bien, regar con el zumo de limón y añadir a la ensalada.

Lavar bien las judías de su líquido y añadir a la ensaladera.

En una sartén sin aceite sofreír la panceta cortada en tiras pequeñas hasta que esté bien dorada. Añadir a la ensalada.

Mezclar bien todos los ingredientes y regar con un buen aceite. Servir.



10 enero 2017

HUEVOS RELLENOS CON ENSALADA DE PIMIENTOS #dandolalataTS

Día 10 pero no uno cualquiera sino el primero después de las fiestas navideñas y nuestras amigas de La Cocina Typical Spanish se han propuesto aprovechar todo lo que nos queda en las despensas para preparar un plato de lujo...¡a base de conservas y latas!


Como siempre, la receta debe ser typical spanish así que rebuscando en la mía encontré un bote de pimientos de piquillo y una lata de atún, que nunca pueden faltar, y en la nevera encontré un bote de mayonesa y uno de pepinillos en vinagre empezados.


Y me dije...¡vamos a darle una vuelta de tuerca a los clásicos huevos rellenos! Porque es uno de esos entrantes que me apasionan y, si además le unimos que son sencillos de hacer, en un plis-plas tenemos solucionada una cena ligerita y muy rica.

Para acompañarlos he sustituido la clásica lechuga por una ensalada de pimientos murciana muy rica y lo dicho...¡un plato de lujo!

Ingredientes para los huevos rellenos: 6 huevos; 1 lata grande atún (120 g); 4 cucharadas mayonesa; 2 cucharadas ketchup; 1 cucharadita mostaza; 3 pepinillos en vinagre.

Ingredientes para la ensalada: 1/2 bote pimientos de piquillo (unos 200 g); 3 dientes ajo; aceite; sal; pimienta.

Preparación: Cocer los huevos en agua hirviendo con sal durante 12 minutos. Refrescar inmediatamente con agua fría, pelar y partir por la mitad (a lo largo), separando las claras de las yemas.

En un bol machacar las yemas de 4 huevos, añadir el atún desmenuzado (sin aceite), la mayonesa, el ketchup, la mostaza y los pepinillos picados y mezclar muy bien hasta formar la masa del relleno. Reservar en la nevera.

Escurrir los pimientos del líquido de conserva y cortar en tiras. Pelar y picar los ajos muy pequeño. Colocar los pimientos en un plato, añadir el ajo picado y regar con un buen aceite (en mi caso he utilizado el aceite de oliva Arbequina de La Boella que me trajo mi amigo Emilio cuando vino a visitarme). Mezclar todo bien y extender uniformemente por el plato a servir.


Colocar alrededor las mitades de huevo. Rellenar los huevos generosamente con el relleno preparado anteriormente (podéis usar una manga pastelera) y cubrir por encima con el resto de las yemas desmenuzadas con la ayuda del robot. Servir frío.


 ¡No me puede haber quedado con unos colores más typical spanish! Pues con esta receta participo en la iniciativa #dandolalataTS y voy a ver ahora que han dado de si las latas y conservas de mis compis...

07 enero 2017

ROSCÓN DE REYES (CON MASA MADRE)

Ayer fue día de Reyes y no hay dulce más tradicional en esta fecha que el famoso Roscón de Reyes. El origen del roscón parece estar relacionado con las saturnales romanas, fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos, se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano.


La tradición, hoy día, ha cambiado y el roscón incluye no sólo el haba sino una figurita. Y dice así...

He aquí el roscón de Reyes, tradición de un gran banquete
en el cual hay dos sorpresas para los que tengan suerte.
En él hay, muy bien ocultas, un haba y una figura;
el que lo vaya a cortar hágalo sin travesura.
Quien en la boca se encuentre una cosa un tanto dura,
a lo peor es el haba o a lo mejor la figura.
Si es el haba lo encontrado este postre pagarás,
mas si ello es la figura, coronado y Rey serás.

El año pasado fue el primero en que, encontrándome lejos de España, me decidí a prepararlo en casa y os conté no sólo la receta sino la historia detrás...Este año la he preparado de manera diferente, con masa madre y añadiéndole un toque de ron. Ya os conté que aquí es muy difícil encontrar levadura fresca de panadero así que he utilizado la seca. Las frutas escarchadas son también difíciles de encontrar aquí pero la decoración este año la he hecho con frutas variadas que compré en el mercado de Leiden en Navidad y le he añadido almendras fileteadas y azúcar.

Sea como sea, el olor en casa mientras se hornea no se paga con nada...¡A disfrutar!

Ingredientes para la masa madre: 35 g leche entera; 2 g levadura seca de panadero; 1/2 cucharadita azúcar; 65 g harina de fuerza.

Ingredientes para la masa principal: 225 g harina de fuerza; 30 g leche entera; 60 g azúcar; 35 g mantequilla; 5 g levadura seca de panadero; 1 huevo; 1 naranja pequeña; esencia de ron (opcional).

Ingredientes para la decoración y el relleno: 1 huevo; fruta escarchada; almendra fileteada; azúcar glas; 200 ml nata (al 35%); 45 g azúcar glas.

Preparación: Tamizar la harina. Calentar la leche en un bol pequeño en el microondas (30 segundos).

Empezamos preparando la masa madre. Poner en un bol la harina mezclada con la levadura seca. Añadir el azúcar y la leche tibia. Amasar con las manos hasta obtener una masa lisa y darle forma de bola. Llenar un bol con agua templada y colocar la bola de masa dentro. Cuando esté flotando estará lista para usar.

Para preparar la masa principal podéis hacerlo a mano o con la ayuda de la amasadora como en mi caso.

Poner el azúcar en el robot y añadir la ralladura de la piel de naranja y unas gotas de esencia de ron y triturar para aromatizar el azúcar y pulverizarla.

Poner en el bol de la amasadora la harina mezclada con la levadura seca. Añadir en el centro el huevo, la leche templada, el azúcar aromatizada con la naranja, la mantequilla a temperatura ambiente, una pizca de sal y la bola de masa madre y amasar hasta integrar todos los ingredientes. Dejar la masa reposar unos 10 minutos.

Engrasarnos las manos y sacar la masa del bol y pasarla a la mesa de trabajo, previamente engrasada. Trabajar la masa con las manos muy bien hasta obtener una masa elástica y lisa. Hacer una bola y colocar en un bol engrasado, tapar con papel film (también engrasado para que la masa no se pegue cuando suba) y dejar levar en un lugar cálido durante al menos 2-4 horas.

Transcurrido el tiempo colocar la masa en la mesa de trabajo, amasar un poco. hacer una bola y meter los dedos en el centro y abrir un agujero e ir dándole forma de rosca. Podéis ayudaros del propio peso de la masa, haciéndola girar en vuestras manos como si colgara. Colocar la rosca en la bandeja del horno cubierta de papel sulfurizado. Dejar reposar la masa 2 horas. En el centro de la masa podéis poner un vaso engrasado para evitar que el agujero se cierre cuando la masa leve.

Precalentar el horno a 180 ºC (arriba y abajo sin ventilador en mi caso). Pintar el roscón con el huevo batido por encima con mucho cuidado. Decorar con las frutas, las almendras y el azúcar en granillo (para esto cogéis azúcar y la mojáis ligeramente para que coja una textura terrosa).


Hornear durante 15-18 minutos (no debe quedar demasiado dorado), sacar y dejar enfriar antes de rellenar.

A mi me gustan rellenos de nata así que hay que tener la precaución de dejar el bol, las varillas y la nata en la nevera para que estén bien fríos. Montar la nata con el azúcar glas y la ayuda de las varillas hasta que esté compacta y dura. Rellenar con la nata una manga pastelera.

Cortar el roscón por la mitad. Colocar el haba y la figurita (yo prefiero hacerlo en este paso y no durante el horneado), rellenar la base con la nata y cubrir con la otra parte. Si os sobra, mantenedlo en la nevera.



04 enero 2017

PESTO DE CANÓNIGOS

Con tanta comilona durante las fiestas pasadas me apetece estos días preparar recetas muy sencillas así que vamos a ampliar la sección de salsas y hoy, aprovechando que me habían sobrado unos canónigos, he pensado en preparar un pesto diferente al tradicional.

Como siempre, con la base de un queso y un fruto seco como en el pesto tradicional pero con un toque de especias. Combinado con una pasta como los spaghetti os aseguro que os va a quedar un plato de 10. Y si no...¡ya me lo contaréis!

Ingredientes: 35 g canónigos; 50 g almendras; 2 cucharaditas comino molido; 150 ml aceite oliva; 35 g queso Old Amsterdam.

Preparación: Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora (las almendras peladas) menos el aceite y triturar bien. Ir añadiendo el aceite hasta obtener una salsa. Si queda algún trocito no pasa nada, ese toque que le da.

Servir como condimento de cualquier pasta. ¡mmmmmmmmmmm! Por cierto...ya os iré contando otras variedades que tengo guardadas...


01 enero 2017

QUICHE DE BROCOLI

Primer día de este año 2017 y vamos con una receta bien rica. A mi me encantan las tartas saladas así que he decidido reciclar todo lo que he visto en la nevera después de volver de vacaciones - esos "tristes de la cocina" como los llama mi amiga Marisa - y he decidido hacer esta quiché. Podéis usar masa quebrada ya preparada pero eso es algo bien difícil de encontrar en Holanda, entre otras cosas porque aquí la gente compra todo listo para hacer y no se entretiene en prepararlas a mano...

Así que yo la he hecho con masa casera y ha quedado fantástica.

Ingredientes para la masa: 275 g harina; 160 g mantequilla; 1 huevo; 1 cucharadita sal.

Ingredientes para el relleno: 1 brócoli; 100 g bacon; 1/2 pimiento amarillo; 100 g mezcla quesos (mitad mozarella y old amsterdam); 3 huevos; 125 ml nata; sal; pimienta.

Preparación: Empezamos preparando la masa. En el bol del robot colocar la mantequilla a temperatura ambiente cortada en daditos y batir con las varillas a velocidad alta hasta que se haya formado una crema. Añadir la harina mezclada con la sal y en el centro poner el huevo. Amasar hasta obtener una masa lisa y homogénea. No se puede trabajar demasiado con las manos ya que se rompe. Hacer una bola y guardar en la nevera durante 15 minutos envuelta en papel film.

Mientras preparamos el relleno. Separar los ramilletes de brócoli y cocer en agua con sal durante 5 minutos. Colar y cortar en trocitos pequeños.

En una sartén sin aceite rehogar el bacon cortado en tiritas y cuando empiece a dorar añadir el pimiento en daditos y continuar rehogando durante unos minutos.

En un bol grande batir los huevos, salpimentar al gusto, añadir la nata y mezclar. Incorporar el brócoli, el bacon y el pimiento, añadir la mezcla de quesos rallados y mezclar todo muy bien. Reservar.

Sacar la masa de la nevera y estirar en forma de disco con el rodillo. Si se os rompe podéis poner la masa en el molde que vayáis a usar, previamente engrasado, y con las manos ir aplastando la masa hasta cubrir todo el fondo y las paredes del molde de forma uniforme. Pinchar con un tenedor.

Yo no suelo hacer la masa quebrada antes en el horno. Directamente sobre la masa pongo el relleno, repartiendo bien y horneo todo junto a 180 ºC durante 35 minutos.



Pues con esta receta participo de nuevo en el proyecto Reciclando sabores que organizan cada mes Marisa de Thermofan y Rosalía de Ross gastronómica. ¡Espero poder seguir participando en el futuro!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...