English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

30 marzo 2017

PASTA AL RAGÚ DE SICILIA

Define la RAE el término serendipia como un "hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual"...muchos de los grandes avances de la ciencia han sido, precisamente, fruto de la serendipia y me atrevería a decir que, al igual que en la ciencia, también en la cocina...

Y diréis...¿que se le ha ido la pinza a la Maggie? Pues no mis pequeños "desastres" pero la serendipia tiene mucho que ver en la receta que os traigo hoy...Pero empecemos por el principio de la historia...

El verano pasado tuvimos la inmensa suerte de visitar Sicilia, una de las pocas regiones que me quedaba por visitar de Italia y que nos apetecía mucho conocer. Decir que nos encantó es quedarse muy corto y que nos quedamos con ganas de más también. Durante 10 días recorrimos muchos rincones de la isla, disfrutamos de sus gentes, de sus paisajes y, sobre todo, de su gastronomía.

Alquilamos una casita muy cerca de Palermo, con una cocina que se abría a la inmensa terraza al mar y allí cocinábamos casi todas las noches. Uno de los días le tocó cocinar a mi Danny su famosa pasta boloñesa pero, en esta ocasión, con unas salchichas sicilianas riquísimas que compramos en la carnicería del pueblo. En la cocina descubrió un bote de hierbas que pensábamos eran las típicas (orégano, tomillo, romero, etc) así que allá que le puso...¿El resultado? Un sabor sorprendente que nos enamoró y que hemos incorporado para siempre en esta receta. ¿Queréis descubrir qué es?


Ingredientes: 300 g pasta (en nuestro caso spaghetti); 1 cebolla; 250 g salchichas frescas; 1 bote tomate en trozos; 1 cucharadita orégano; 1 cucharadita tomillo; 1/4 cucharadita anís; 1 vasito vino blanco; aceite; sal; pimienta; queso parmesano rallado.

Preparación: En una cacerola poner a sofreír a fuego suave la cebolla pelada y picada en 3-4 cucharadas de aceite. Cuando esté empezando a ponerse tierna añadir la carne de las salchichas desmigada y rehogar hasta que pierda el color. Salpimentar al gusto.

Añadir la mezcla de orégano, tomillo y anís y cubrir con el vino. Subir el fuego y cocinar hasta que se evapore el vino (esto hace que no sólo tome sabor sino que la carne esté mas tierna). Finalmente añadir el tomate y continuar cocinando a fuego suave. Rectificar de acidez con un poco de azúcar.

Poner a cocer la pasta en abundante agua con sal siguiendo las instrucciones del envase. Cuando esté lista, eliminar el agua y unir la pasta al ragú de salchicha, mezclar bien y servir inmediatamente espolvoreado con parmesano rallado.


Cuando probamos la pasta nos miramos y dijimos ¿aniiiiis? ¡está buenísimo! Nos levantamos corriendo a oler el bote de las hierbas y solo entonces descubrimos lo que había en realidad. No os digo más que la combinación es deliciosa y que ya forma parte de nuestra cocina. Lo hemos bautizado como ragú de Sicilia jejejejeje.

Os dejo con algunas fotos de esta preciosa isla...

 Isola Bella y La valle dei Templi

 El Etna

 Spiaggia Consolare y Catania

26 marzo 2017

BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y MANDARINA #ASALTABLOGS

Último domingo de mes y vuelve a la carga la banda de asaltadores de cocinas ajenas m'as salerosa de la blogosfera...tachan, tachan llegan ¡los asaltablogs! Aquí estamos de nuevo para dejar vacía la cocina de nuestra víctima, este mes, nuestra querida Mavi de Mandarinas y miel.

Mavi tiene cositas muy ricas en su blog que recomiendo visitéis y, la verdad es que llamándose así ,me dije que tenía que hacer algo que contuviera al menos las famosas mandarinas (que no la miel que no me gusta). Sigilosamente me colé en un descuido en su cocina y le birlé su tarta de mandarina y chocolate y aquí tenéis mi versión, en la que el chocolate lo he integrado en la tarta convirtiéndolo en un apetitoso bizcocho.

Tengo que decir que me ha venido fenomenal para aprovechar unas mandarinas que se habían quedado en el frutero y que ya no sabían igual. De hecho, lo más difícil que hay en este bizcocho es pelar y limpiar bien las mandarinas de sus hebras jajajaja.

Confieso que, mientras estaba haciendo el bizcocho, no se que demonios pasó pero se desinfló por completo. Y no, no había abierto el horno para nada...¿duendes? El caso es que no tenía tiempo de repetirlo y, como de sabor estaba riquísimo (un pelín demasiado dulce para mi gusto con la cantidad que dice Mavi), lo corté en trocitos y quedó la mar de mono ¿a que si?


Ingredientes: 100 ml AOVE; 250 g azúcar; 120 g harina; 30 g cacao amargo en polvo; 1 sobre levadura Royal; 2 huevos; 3 mandarinas; 1 cucharadita esencia vainilla.

Preparación: Pelar y limpiar bien las mandarinas de hebras y poner en el vaso de la batidora los gajos. Batir bien hasta obtener un puré. Colocar en el bol de la amasadora.

Añadir las yemas de los huevos y el azúcar y batir a velocidad alta para obtener una crema. Añadir el aceite poco a poco sin dejar de batir. Añadir la vainilla y continuar batiendo.

Mezclar la harina tamizada con la levadura y el cacao e ir añadiendo a cucharadas a la mezcla sin dejar de batir.

Batir las claras a punto de nieve y añadir a la mezcla, integrando con una espátula con movimientos envolventes.

Engrasar un molde (yo he usado uno rectangular), verter la mezcla y hornear a 180 ºC durante 45 minutos (pinchar con un palillo para comprobar si está hecho). Dejar enfriar, desmoldar y servir. Es muy esponjoso y tiene un sabor muy rico ¡mmmmmmmmmm! ¡Gracias Mavi por esta receta tan deliciosa! ¡Sin duda la repetiré!


Pues con esta dulzura participo en el #asaltablogs y me despido hasta el próximo asalto...¡sed buenos!


22 marzo 2017

ENSALADA DE TOMATE Y CEBOLLA CON ALIÑO DE MOSTAZA

No recuerdo siquiera cuando fue la primera vez que probé esta forma de preparar los tomates...Se que fue en algún restaurante y que me gustó tanto que, desde entonces, siempre los preparo como acompañamiento de algún plato principal.

Llevan conmigo muuuuuuuuuuuucho tiempo y nunca los había publicado así que ya es hora ¿no? La forma original de prepararlos es con la cebolla picada sobre las rodajas de tomate bien finas, como unos bocaditos, pero he querido darle una vueltecilla y los voy a preparar todo picado. ¡Superfácil!

Ingredientes: 2 tomates grandes; 1 cebolla grande; 6 cucharadas AOVE; 4 cucharadas vinagre; 1 cucharadita mostaza Dijon; sal; pimiemta.

Preparación: Lavar los tomates, quitar las semillas y cortar en daditos pequeños. Colocar en el plato de servir.

Pelar la cebolla y picar muy pequeña. Colocar por encima de los tomates.

Preparar el aliño mezclando muy bien en un bol el AOVE, vinagre, mostaza, sal y pimienta hasta obtener una salsita homogénea. Aliñar la ensalada por encima. Servir.



19 marzo 2017

CHOEREG (PAN DE PASCUA ARMENIO) #CocinasdelMundoArmenia

Tercer domingo de mes y volvemos a empezar el abecedario con nuestras amigas de Cocinas del Mundo...¡yupiiiiiiiiiiiiiii! Después de 32 viajes apasionantes, volvemos a empezar con la A de la mano de Concha, de Cocina y Aficiones, que nos empaqueta la maleta culinaria rumbo a Armenia...O_o...¿Y donde demonios está este país?

La República de Armenia, dice Wikipedia, es un país del Cáucaso Sur que comparte frontera al oeste con Turquía, al norte con Georgia, al este con Azerbaiyán (ah si, este me suena del viaje pasado...) y al sur con Irán y la República Autónoma de Najicheván de Azerbaiyán....espera espera que me voy a ver el mapa que no me entero...¡aaaaaaaaah ya, ya lo ubico!

¿Y que cocinan allí?...Si no se ni donde está ¿como voy a saber lo que cocinan? Pues nada nada, a documentarse...En mi navegación internauta encontré esta página en la que describen 20 platos que no puedes perderte si vas a Armenia (pues no se que te diga...de momento no entra en mis planes...) y el primero que me llamó la atención fue este pan dulce ¡con forma de nudo molecular!

Me explico...Debe ser deformación profesional pero habiéndome dedicado a la química supramolecular durante tantos años hay formas que me llaman la atención porque me recuerdan a algo químico, como los nudos moleculares, de los cuales yo llevo uno tatuado en la baja espalda. Y este pan me recordó a ellos así que me lo llevé como idea para este viaje.


La receta es bien fácil y el resultado es un pan muy vistoso con un olor y sabor excepcionales. ¡No te lo puedes perder! Me he basado inicialmente en esta receta pero lo he reajustado todo y al final ha quedado así:

Ingredientes: 85 g agua templada; 1 sobre levadura seca de panadero; 250 g yogur griego; 2 huevos; 150 g mantequilla en pomada; 60 g azúcar; 1 cucharadita sal; 1 sobre azúcar avainillado; 2 cucharaditas anís; 1 cucharadita ralladura de limón; 600 g harina; sésamo.

Preparación: En el bol de la amasadora poner el agua y añadir la levadura seca. Accionar el robot e ir añadiendo el yogur, los huevos, el azúcar, la mantequilla, la sal, el azúcar avainillado, el anis y la ralladura de limón.

Por último ir añadiendo a cucharadas la harina hasta que la masa se despegue de las paredes. Sacar la masa del bol y pasar a la mesa enharinada y continuar amasando con las manos hasta obtener una masa lisa y suave (que por cierto, es un gustazo de amasar). Engrasar el bol con un poquito de aceite y poner la bola de masa dentro, tapar  y dejar levar durante 2 horas en el horno con la luz encendida.

Sacar la masa a la mesa y dar forma de bola. Cortar en 4 trozos y cada uno de ellos en 3 trozos. Cada uno de esos tres trozos lo hacemos rodar por la mesa o entre las manos para darle forma de rulo. Unir los tres rulos por un extremo y trenzar uniendo también el extremo final. Después uno de los extremos de la trenza se hace rodar hacia el interior formando el pan, dejando el extremo del otro lado por debajo. Colocar los panes en la bandeja del horno sobre papel sulfurizado.



Precalentar el horno a 180 ºC. Pintar los panes con huevo batido y espolvorear semillas de sésamo por encima. Hornear durante 30 minutos. El olor que hay en toda la casa mientras se cocinan es sencillamente sublime...Es una receta ideal para las fechas que se acercan ya que este pan se hace para Pascua.



Pues con esta especie de brioche tan maravillosa participo en Cocinas del Mundo - Armenia y deseando estoy de ver el resto de recetas. ¡Hasta la próxima!


16 marzo 2017

POTAJE DE GARBANZOS CON CHORIZO

¡Me encantan, me chiflan, muero por un buen potaje! Y como aquí parece que la primavera no acaba de llegar - aunque todo sea dicho mi cerezo está a puntito de reventar de flores - yo me resisto a dejar de comerlos así que cuando le vi a Isa su receta me dije ¡tengo que probarla! ¡Gracias por compartirla!

Es muy sencillita, ya veréis, porque se hace en la olla a presión y casi lo único que he cambiado es que he añadido un hueso de jamón para darle más sabor al caldo.

Ingredientes: 350 g garbanzos; 1 cebolla; 1 pimiento rojo; 2 dientes ajo; 1 ñora; 1 cucharadita comino molido; 1 cucharadita cúrcuma; 1 cucharadita ajo seco molido; granos de pimienta; 1 clavo; 1 hoja laurel; 4 cucharadas AOVE; 1 chorizo grande; 1 hueso jamón.

Preparación: Poner los garbanzos en remojo la noche anterior. Eliminar bien el agua, escurrir y poner en la olla a presión. Cubrir de agua y añadir el hueso de jamón, la cebolla pelada y cortada en dos, el pimiento limpio de semillas y cortado en dos, los ajos pelados y enteros; la ñora limpia de semillas y todas las especias.

Cerrar la olla y poner a máxima presión durante 15 minutos. Abrir la olla, sacar todas las verduras que están flotando y triturarlas con la batidora junto con un poco de caldo. Añadir de nuevo a la olla junto con el chorizo en rodajitas y cocinar durante 15 minutos más.

Sacar el hueso de jamón y si tiene trocitos de jamón añadirlos a la olla, rectificar de sal y servir bien calentito....¡acompañado de mucho pan para mojar! Los puse en una comida familiar y me dejaron los platos bien rebañados...¡como debe ser!



13 marzo 2017

BARRITAS ENERGÉTICAS CASERAS

Esta es una de esas recetas que resulta tan fácil que hasta me da apuro contarla. Pero ha resultado ser una delicia y un estupendo tentempié en mi pausa a media mañana así que os la tengo que contar. Lo mejor de todo es que esta es mi versión pero podéis tunearla con lo que más os guste, yo he utilizado lo que suelo tener en casa y lo he presentado de una forma agradable y cómoda para llevar y no mancharnos los dedos.


La receta básica incluiría frutos secos (que aportan grasas saludables), cereales (que aportan hidratos de carbono, minerales y vitaminas), fruta deshidratada (que aportan vitaminas y fibra) y el elemento para ligar todo. A partir de ahí echad a volar la imaginación...En mi caso le he añadido un superalimento, las bayas de Goji, utilizadas desde hace 6000 años en China y Tíbet para ayudar al hígado, la vista y promover la longevidad, además de mejorar la respuesta inmune y ayudar a perder peso.

Ingredientes: 360 g chocolate negro; 50 g anacardos; 50 g fruta deshidratada (mix de papaya, piña, mango...); 50 g corn flakes con trocitos de chocolate; 50 g muesli con frutos secos; 1 cucharada bayas Goji.

Preparación: En un cazo poner el chocolate en trozos y calentar al baño Maria hasta fundirlo por completo (remover con una espátula para asegurarnos de que está todo líquido.

Triturar en el robot (por separado) los anacardos, la fruta deshidratada, el muesli y los cereales. Añadir todo al chocolate fundido junto con las bayas de Goji y mezclar muy bien con la espátula.

Preparar un molde alargado con tiras de papel de horno para poder desmoldar después fácilmente. Verter la mezcla en el molde y extender con la espátula para que quede toda una capa uniforme. Meter en la nevera durante toda la noche.

Desmoldar el bloque completo y con un cuchillo afilado cortar barritas más o menos del mismo tamaño y envolver en papel de horno y sujetar con un cordelito. Además de ganar en presentación evitaréis mancharos los dedos de chocolate al coméroslas. ¡Espero que os gusten!



10 marzo 2017

PASTA CON CHORIZO #todoporlapastaTS

Día 10 y toca propuesta de nuestras amigas de La cocina Typical Spanish. Este mes nos brindan la oportunidad de elaborar platos de pasta, por una vez y sin que sirva de precedente jajajajajaja. Quieren que les enviemos esas recetas que, en otras ocasiones, no hemos podido presentar porque eran más de nuestro tiempo que del de nuestras abuelas así que nos dejan cocinar lo que queramos siempre que sea un plato TS.

Como no me gusta faltar a ninguna cita me puse a darle vueltas a que solía cocinar mi abuela con pasta, dado que yo me crié con ella y con ella aprendí a cocinar. Mi abuela siempre hacía macarrones con carne (lo que viene siendo un tipo boloñesa) y de ella aprendí algún truquillo para que la carne quedara más tierna, pero esa receta ya la tenía publicada. Así que vuelta a pensar....y de repente me acordé que cuando le sobraba de las lentejas, a veces nos hacía los macarrones con chorizo.

Así que hoy os traigo esta versión en la que no he utilizado macarrones porque no suelo comprar y he usado la pasta más similar que tenía en casa. He aprovechado, como mi abuela, un trozo de chorizo que me había sobrado de la última vez que hice lentejas y ha salido un plato de lo más tradicional.

Ingredientes: 250 g pasta; 1/2 chorizo grande; 1/2 pimiento rojo; 1 cebolla pequeña; 1 diente ajo; 3 cucharadas tomate; sal; aceite; queso rallado.

Preparación: Ponemos el agua a cocer con sal y cocemos la pasta durante 9 minutos.

Mientras preparamos la salsa. En una sartén calentar unas cucharadas de aceite y sofreír la cebolla pelada y picada, el ajo pelado y picado y el pimiento limpio y cortado a daditos. Cuando lleve unos 5 minutos añadir el chorizo desmenuzado y rehogar todo junto. Finalmente añadir el tomate (puede ser frito o en trocitos) y continuar rehogando unos minutos. Rectificar de sal.

Colar la pasta y volcar sobre la sartén, mezclando bien todo. Servir inmediatamente acompañado de queso por encima.



Con esta receta tan caserita participo en la iniciativa #todoporlapasta y ahora me voy a ver qué han cocinado el resto de compis.

07 marzo 2017

ENSALADA TIBIA DE ARROZ CON POLLO Y COLES DE BRUSELAS

¡Día de reciclaje! Nos hemos puesto a ver que hacíamos de comer hoy y nos ha salido un plato de aprovechamiento total y la mar de rico. Ya sabéis que siempre que puedo me gusta colaborar con el proyecto "Reciclando sabores" de mi amiga Marisa (Thermofan) y su compi Rosalía (RossGastronomica), dos grandes cocineras que se han empeñado en que lo que ellas llaman "los tristes de la cocina" tengan un papel protagonista en nuestras vidas.


En la nevera tenía un tupper con arroz blanco ya cocido que me había sobrado de otra cena y quería hacer algo con el así que agarré la pechuga de pollo que estaba al lado diciendo "¿te has olvidado de mi?", el medio bote de garbanzos del fondo y me dispuse a cocinar...

Luego me acordé que ayer había comprado "de rebajas" unas mini coles de bruselas que, como eran las últimas y parecían pochas las bajaron de precio a lo mínimo. Pero a mi son las que me gustan porque son mucho más sabrosas que las grandes y, aunque tengan ese feo y triste aspecto en el super, una vez limpias y lavadas son una maravilla.


Pues vamos con la receta que no puede ser más fácil...

Ingredientes: 1 diente ajo; 2 cucharadas aceite; 1 cucharada zumo de limón; 1 cucharada orégano; 1 pechuga pollo; 200 g coles de bruselas mini; 1/2 bote garbanzos cocidos; 1 cucharadita cilantro molido; 200 g arroz cocido; sal; pimienta.

Preparación: En un bol poner el ajo pelado y muy picado, el aceite, el limón, el orégano, sal y pimienta y mezclar bien. Cortar el pollo en dados no muy grandes y poner en el bol. Mezclar bien y dejar reposar en la nevera durante 1 hora.

Limpiar las coles de bruselas y cocer en agua con sal durante 5 minutos. Eliminar el agua y reservar. Lavar bien los garbanzos bajo el chorro de agua para eliminar el líquido de conservación.

En una sartén poner el contenido del bol que teníamos en la nevera y rehogar el pollo hasta que esté dorado. Sacar y reservar. En la misma sartén poner dos cucharadas de aceite y rehogar las coles y los garbanzos junto con el cilantro. Añadir el arroz y continuar rehogando. Finalmente añadir el pollo con su jugo, mezclar bien y servir.


Pues con esta receta participo de nuevo en el proyecto Reciclando sabores que organizan cada mes Marisa de Thermofan y Rosalía de Ross gastronómica. ¡Y que viva el reciclaje!


04 marzo 2017

SEBADAS - RETO DULCE CRI: SARDEGNA

Si ayer disfrutábamos de una deliciosa carne en salsa, hoy le toca el turno a la propuesta dulce del Reto Cocina Regional Italiana, un bocadito exquisito que ha elegido nuestra anfitriona del mes Mar que, aunque no tiene blog, es una incondicional del reto.

Me he permitido el lujo de aportar un toque de pasitas mini al relleno así que os dejo mi receta...


Ingredientes: 250 g harina; 125 g agua; pizca sal; 180 g ricotta; 25 g azúcar; 1 cucharadita pasitas mini; azúcar glas.

Preparación: En un bol poner la ricotta (la receta original dice queso fresco pero como a mi me gusta mucho la ricotta la he elegido para el relleno), mezclar con el azúcar muy bien para integrarlos. Añadir finalmente las pasitas y reservar.

En otro bol grande tamizar la harina, añadir una pizca de sal y el agua y amasar bien con las manos hasta obtener una masa lisa. Estirar con el rodillo hasta obtener una lámina bien fina.

Cortar discos (en mi caso no muy grandes) con la ayuda de un vaso. Colocar la mitad de los discos sobre papel de horno, poner encima una cucharadita de relleno (os sobrará) y colocar otro disco encima para tapar. Con los dedos sellamos bien los bordes apretándolos y después lo reforzamos con la ayuda de un tenedor. Os quedarán así:


En un cazo profundo poner aceite a calentar. Cuando esté bien caliente ir friendo las sebadas una a uno por ambos lados (suelen flotar) hasta que estén doraditas. Poner sobre papel absorbente.

Cuando estén templadas espolvorear con azúcar glas y servir.


La seàda (también conocida como sebàda, seatta o sevada en lengua sarda) es un plato típico de la tradición de Sardegna, con capital en Cagliari, a base de harina, queso y miel o azúcar pero que tiene un origen español (de hecho procede del termino cebar).


Os dejo, como siempre la receta original, cuyo procedimiento para el relleno he modificado ligeramente ya que no he fundido el queso:


Y ahora si, vamos con las sweet girls que han querido unirse a la propuesta, bien sencilla, de este mes.

Nuestra anfitriona Mar ha probado las suyas con azúcar glas, con mermelada de higos y con miel... ¡espectacular dice!

Rosa, desde Un toque de canela, nos envía su versión rica rica con azúcar ¡mmmm!

Y finalmente Rosi, desde Mi mundo pinkcake, nos trae su versión que también quedaron muy ricas

Os espero el mes que viene con dos nuevas propuestas estupendas. ¡Muchas gracias Mar por tu elección de este mes, nos lo pusiste fácil!


03 marzo 2017

MAIALE ALLE MELE - RETO SALADO CRI: TRENTINO

Un mes más y estamos de vuelta con el Reto Cocina Regional Italiana ¡y ya vamos por la edición número 30! Este mes tocaba tener nueva anfitriona y la elegida, que ha aceptado el encargo de decidir las recetas de este mes, ha sido mi prima Mar, incondicional del reto aunque no tenga blog.

Como el mes pasado la cosa se puso complicadilla (una que piensa es un reto ¿no? pues no lo vamos a poner tan sencillo jejejeje), Mar ha decidido ayudarnos un pelín y se ha decantado por una receta salada la mar de sencilla pero super sabrosa. ¡Todo un acierto!

Ingredientes: 1 solomillo cerdo (aprox 450 g); 100 ml vino tinto (en mi caso Bardolino); 2 manzanas; 20 g mantequilla; sal; pimienta.

Preparación: La receta original utiliza lomo de cerdo pero yo he preferido usar un solomillo que tenía ya congelado. Salpimentar la carne al gusto.

En una cacerola poner a calentar la mantequilla y, cuando esté derretida, dorar el solomillo por todas partes a fuego suave. Pelar las manzanas, quitar las semillas y cortar en daditos pequeños. Añadir a la cacerola y rehogar con la carne.

Añadir el vino, salpimentar y cocinar a fuego mínimo durante 45 minutos por cada lado. A mitad de cocción, si el vino se ha reducido demasiado, añadir un poquito de agua.

Yo he triturado la salsa con la batidora. Servir la carne acompañada de la salsa y con unas patatitas fritas. ¡Riquísima!



Il maiale alle mele (literalmente cerdo a las manzanas) es una receta típica de la región del Trentino, cuya capital es Trento. No es de extrañar ya que precisamente el Trentino es una de las regiones europeas más importantes en la producción de manzanas de calidad, entre las que destacan las variedades Golden Delicious, Stark Delicious, Granny Smith, Royal Gala, Winesap, Morgenduft, Fuji, Braeburn, Renetta y Canada.


Como siempre os dejo la receta original que veréis es bien sencilla:


Pues no se si habrá sido la sencillez de lo tradicional o lo rica que está la receta, pero este mes han sido muchas las participantes que nos han regalado su versión. ¡GRACIAS!

La primera nuestra anfitriona Mar, que nos trae su versión acompañada con patatas y manzana asada al horno y un puré de boniato asado...¡mmmm!

Nieves, desde La cajita de Nieves y Elena, nos trae su receta deliciosa y SUPER FACIL jajajaja

Rosa, desde Cocineando con Rosa, nos trae esta ricura que dice le ha encantado hacerla por facilísima y buenísima...¡me lo creo!

Nathalie, desde Ideas con sabor, ha preparado su receta con la que se ha chupado los dedos...¡y yo!

Marisa, desde Thermofan, ha modificado un poco las cantidades y la ha preparado en olla rápida, ¡igualmente rica!

Nati, desde Poesia culinaria - sabores de Nati, aporta su receta sencilla con sabores intensos y bellos colores

Y mi tardona Rosi, desde Mi mundo pinkcake, nos envía su delicia de receta

Pues hasta aquí el reto salado de este mes, nos vemos mañana para la propuesta dulce. ¡Besitos!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...